26 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Lechería 18 de Setiembre de 2021

La leche explica el éxito del principal pueblo de Europa antigua

Además de imponer la piel blanca en Europa, los Yamnaya eran pastores adelantados a su época: domesticaron el caballo, usaban la rueda y carros tirados por animales que les permitió llegar a todos los puntos del continente. Parte de su fortaleza fue por el consumo de lácteos.

Lechería 18 de Setiembre de 2021

La leche explica el éxito del principal pueblo de Europa antigua

Además de imponer la piel blanca en Europa, los Yamnaya eran pastores adelantados a su época: domesticaron el caballo, usaban la rueda y carros tirados por animales que les permitió llegar a todos los puntos del continente. Parte de su fortaleza fue por el consumo de lácteos.

Montevideo – TodoElCampo – No solo la ciencia, también la historia desmientes a quienes están avocados a desprestigiar un producto tan noble y saludable como la leche. Hace 5300 años ese producto fue el sustento fundamental del cual los humanos dependieron en Eurasia.

Hace más de 5000 años, los nómadas conocidos hoy como los Yamnaya retumbaban en los pastizales de la actual Rusia y Ucrania en pesados carros tirados por bueyes. En pocos siglos se habían expandido por Eurasia, dejando una firma genética en poblaciones desde Mongolia hasta Hungría. Ahora, la placa fosilizada de los dientes de más de 50 esqueletos de la Edad de Bronce sugiere que un arma poco probable impulsó su expansión: la leche.

“Es genial ver este tipo de evidencia”, dijo Wolfgang Haak, un arqueogenético del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva que no participó en la investigación. “Es un argumento convincente en lo que respecta a los productos lácteos”, acotó en declaraciones publicadas por la revista científica Science.

Por mucho tiempo, los científicos especularon sobre los Yamnaya y su forma de vida móvil que generó una expansión sin precedentes. Haak se refiere a ellos como los “vaqueros orientales”.

Para ver qué podría haber alimentado el éxito del Yamnaya, investigadores de los Estados Unidos, Europa y Rusia buscaron proteínas de leche atrapadas y preservadas en el cálculo dental, o placa, de las personas que vivían en las estepas de la Rusia moderna entre 4600 y 1700 a.C. Examinaron 56 esqueletos de más de dos docenas de sitios al norte del Mar Caspio. El equipo separó las proteínas preservadas de la matriz mineral de la placa y luego utilizó la espectrometría de masas para identificar proteínas individuales.

Antes del año 3300 a.C, el cálculo de los dientes de las personas que vivían en asentamientos a lo largo de los ríos Volga y Don prácticamente no contenía proteínas de leche. En cambio, estos grupos pre-Yamnaya probablemente consumieron muchos peces de agua dulce, caza silvestre y la comida ocasional de carne domesticada de vaca, oveja o cabra, como lo sugiere el análisis previo de isótopos en sus esqueletos y huesos de animales en los sitios.

Luego, alrededor del año 3300 a.C, algo cambió. Las muestras raspadas de los dientes de las personas que vivían después de esa fecha estaban llenas de proteínas de leche de vaca, oveja y cabra, evidencia directa de que estaban comiendo productos lácteos.

Algunos incluso tenían trazas de leche de caballo en conserva. “Hay un cambio cultural”, dijo el autor principal de la investigación, Shevan Wilkin, quien es arqueólogo biomolecular del Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zurich.

“Es un gran cambio de perspectiva de 'comemos estos animales a veces' a 'los ordeñamos todo el tiempo'”, comentó.

Las proteínas sugieren que la adopción de la lechería y el pastoreo fue clave para la rápida transformación de los cazadores-recolectores en pastores nómadas, y su expansión a través de Eurasia en el espacio de solo 300 años, escriben los investigadores en la revista científica Nature.

“Los caballos, el ganado, las ovejas y las cabras convirtieron la hierba en comida, ropa y refugio”, dijo el arqueólogo y coautor del Hartwick College David Anthony. “Los Yamnaya inventaron una nueva economía”.

Además, los primeros caballos domesticados podrían haber permitido al nuevo nómada Yamnaya manejar rebaños más grandes. Juntas, las innovaciones sobre el manejo del ganado y la domesticación del caballo abrieron un vasto paisaje nuevo. “La leche es un factor contribuyente, pero no el único", dijo el arqueólogo de la Universidad de Helsinki Volker Heyd, que no participó en la investigación. “Es una nueva economía y una nueva forma de vida, y los orígenes son la invención de la rueda, la equitación y la lechería”.

LÁCTEOS FERMENTADOS.

Los investigadores han observado por los análisis de ADN que los Yamnaya carecían de la capacidad genética para metabolizar los azúcares de la leche, o sea que eran intolerantes a la lactosa. Por tanto, según reflexiones de Shevan Wilkin, al igual que los mongoles modernos, los Yamnaya consumían productos lácteos fermentados como el yogur o los quesos duros que prácticamente no contienen lactosa.

EL CABALLO, LA RUEDA Y LOS CARROS.

Los Yamnaya eran pastores que contaron con dos innovaciones que los colocaron en una situación de ventaja crucial sobre el resto de los pueblos europeos: usaban la rueda y domesticaron el caballo, lo que les permitió un traslado de grandes distancias a más velocidad, además del transporte a través de carros a tracción animal.

Así pudieron llegar a todos los rincones de Europa, y se convirtieron en los protagonistas del movimiento de población más significativos de la historia. Por ellos desapareció el hombre ibérico ya que se mezclaron con la población, pero también fueron los únicos en dejar descendientes, tras mezclarse con las mujeres ibéricas nativas.

 

En base a artículo de Science con adaptaciones y aportes de TodoElCampo. Imágen de EsDiario.

Compartir en:
-->