21 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Agricultura 21 de Marzo de 2015

Las sojas más afectadas, las del centro norte de Florida

Durazno. Los cultivos en general vienen necesitando agua, producto de la falta de lluvias desde finales de enero. Igualmente la situación es muy dispar, la parte más afectada es el centro norte de Florida.

Agricultura 21 de Marzo de 2015

Las sojas más afectadas, las del centro norte de Florida

Durazno. Los cultivos en general vienen necesitando agua, producto de la falta de lluvias desde finales de enero. Igualmente la situación es muy dispar, la parte más afectada es el centro norte de Florida.

Durazno/TodoElCampo – El Ing. Agr. Ignacio Russi se refirió a la situación de los cultivos de soja y la falta de agua en el centro del país.

Según Russi “los cultivos en general vienen necesitando agua”, producto de la falta de lluvias desde finales de enero. Igualmente aclaró que la situación es muy dispar, explicando que la parte más afectada es el centro norte de Florida.

Comentó que los cultivos se iniciaron con un crecimiento muy interesante, por “la frecuencias de lluvias” y, además, previamente los productores habían hecho muy bien las cosas sembrando en fecha y utilizando toda la tecnología. Todo ello generó gran expectativa en los rendimientos, lo que podría salvar los bajos índices de precios.

Manifestó que la falta de precipitaciones afectó de distintas formas a los cultivos, dependiendo el tipo de suelo, su manejo y, dijo Russi, “materiales genéticos”. En definitiva, concluyó, todos los cultivos que no están bajo riego, “vienen perdiendo algún porcentaje de rendimiento”.

Por estos días toda la soja está en “etapa reproductiva”, desde las más adelantadas, que están terminando el llenado de granos y virando su color, hasta las más atrasadas, que comenzaron con el llenado de granos. Para él, “todo ese periodo es una etapa crítica para concretar el rendimiento que buscamos”.

Consultado sobre la cantidad de milímetros que necesitarían los cultivos para culminar exitosamente ésta etapa, señaló que en promedio “se necesitan 70 u 80 milímetros para ayudar a los cultivos”. Si entramos en detalles, para los avanzados alcanzaría con 40, mientras que para los más tardíos unos 100 milímetros.

SANIDAD.

Referido a las enfermedades, apuntó que el mismo clima hace que esté “tranquilo” porque “ha hecho que se paren muchos ciclos de enfermedades que venían avanzando”. En todo caso, también acompañó para aplicar fungicidas.

Por su parte, los insectos muestran diferentes actitudes. Mientras ya no se ven mariposas, las arañuelas siguen presentes y “muy pesadas”, necesitando controlarlas en algunas chacras. Lo mismo sucede con las chinches, que son extremadamente peligrosas porque atacan directamente los granos, “afectando el rendimiento” dijo.

RENDIMIENTO.

Como expresábamos, Russi explicó que se tenía grandes expectativas de rendimientos, “con 2.800 kilogramos de promedio”, y ahora “nos estamos acercando a nuestro promedio natural” apuntó señalando que apenas superarán los 2 mil kilogramos.

(En base a reporte de Álvaro Aguiar; foto del puerto de Nueva Palmira, fotografía de welcomeuruguay.com).

Compartir en:
-->