26 de Setiembre de 2021
Máx. Min.
Agricultura 14 de Marzo de 2013

25 Premio Nobel apoyan la biotecnología agrícola

AgBioWorld difundió en su página web que 25 Premios Nobel han firmado una declaración de apoyo a la biotecnología agrícola. AgBioWorld es una fundación no lucrativa con sede en Auburn, Alabama, Estados Unidos.

Agricultura 14 de Marzo de 2013

25 Premio Nobel apoyan la biotecnología agrícola

AgBioWorld difundió en su página web que 25 Premios Nobel han firmado una declaración de apoyo a la biotecnología agrícola. AgBioWorld es una fundación no lucrativa con sede en Auburn, Alabama, Estados Unidos.

AgBioWorld difundió en su página web (www.agbioworld.org) que 25 Premios Nobel han firmado una declaración de apoyo a la biotecnología agrícola, entre los que se encuentran ganadores del Premio de la Paz, Medicina, Química y Física. Uno de los pasajes de la declaración afirma categóricamente: ““el uso prudente de la biotecnología también puede ayudar a prevenir la degradación del medio ambiente, y ayudar a prevenir el hambre y la pobreza”.

La recolección de firmas de científicos apoyando la biotecnología comenzó en el año 2000 y al momento se han adherido a la declaración 3.400 científicos internacionales, entre los que están los 25 ganadores del Premio Nobel.

AgBioWorld es una fundación sin fines de lucro con sede en Auburn, Alabama, Estados Unidos, dirigida por el Prof. CS Prakash, de la Universidad de Tuskegee. El objetivo de la institución es brindar información científica sobre temas de biotecnología agrícola. Para ello cuenta con una página web y un boletín informativo al que pueden suscribirse.

El documento firmado por los Premio Nobel se titula “Declaración de Apoyo a la Biotecnología Agrícola para mejorar la agricultura en el mundo en desarrollo”, y expresa que los firmantes “creemos que las técnicas de ADN recombinante constituyen un medio poderoso y seguro para la modificación de organismos y que pueden contribuir al aumento de la calidad de vida mejorando la agricultura, tratamientos de salud, y el medio ambiente”.

“La modificación responsable de genes de plantas no es nada nuevo ni peligroso”, afirman, y explican que “muchas características, como son por ejemplo los de resistencia a pestes y enfermedades, han sido introducidos a plantas agrícolas, ya sea utilizando métodos de reproducción sexual o procedimientos de cultivos de tejidos, de manera rutinaria”; además “comparado con organismos modificados mediante métodos tradicionales, la seguridad de estos productos ya a la venta está asegurada por los reglamentos actuales, cuyo propósito es asegurar la calidad alimenticia. Estas nuevas herramientas genéticas ofrecen más precisión y flexibilidad en la modificación de plantas agrícolas”.

Más adelante señalan: “Nuestra meta como miembros de la comunidad científica es de asegurar de que cualquier comida producida utilizando ADN recombinante sea tan segura como comida que ya es consumida, o más segura todavía”.

“Técnicas de ADN recombinante ya han sido usadas para desarrollar plantas agrícolas benignas al medio ambiente, con características previenen las pérdidas de rendimiento y permiten a agricultores a reducir el uso de pesticidas y herbicidas sintéticos. La próxima generación de productos promete proporcionar al consumidor beneficios aún mayores, como son los de nutrición aumentado, aceites más sanos, mayor contenido vitamínico, productos que se conservan mejor, y mejores medicamentos”.

Por otra parte afirma la declaración que “el uso prudente de la biotecnología también puede ayudar a prevenir la degradación del medio ambiente, y ayudar a prevenir el hambre y la pobreza en el tercer mundo, proporcionando más productividad agrícola y más seguridad nutricional. Científicos en los centros de agricultura internacionales, universidades, instituciones de investigaciones públicas, y en muchos otros sitios ya están probando productos diseñados especialmente para uso en el tercer mundo”.

Y concluyen: “Expresamos nuestro apoyo en cuanto al uso de ADN recombinante como una herramienta potente para el logro de un sistema agricultural productiva y sostenible” (Texto completo de la declaración al final de la nota).

25 GANADORES DEL PREMIO NOBEL QUE FIRMARON. Ellos son: Norman Borlaug, ganador del Premio Nobel de la Paz, 1970.

James Watson, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1962.

Timothy Hunt, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 2001.

Peter C. Doherty, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1996.

Paul D. Boyer, Premio Nobel de Química de 1997.

Oscar Arias Sánchez, Premio Nobel de la Paz, 1987.

Paul Berg, Premio Nobel de Química de 1980.

Phillip A. Sharp, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1993.

Douglas D. Osheroff, Premio Nobel de Física de 1996.

Marshall Nirenberg. Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1968.

Richard E. Smalley, Premio Nobel de Química de 1996.

Edward Lewis, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1995.

Sydney Brenner, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 2002.

Eric Wieschaus, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1995.

Leon N. Cooper, Premio Nobel de Física de 1972.

Edmond H. Fischer, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1992.

George A. Olah, Premio Nobel de Química de 1994.

Christian de Duve, Premio Nobel de Medicina de 1974.

Mario Molina, Premio Nobel de Química de 1995.

Arthur Kornberg, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1959.

Donald A. Glaser, el Premio Nobel de Física de 1960.

Roger Guillemin, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1977.

Sheldon Glashow, Premio Nobel de Física de 1979.

Jean-Marie Lehn, Premio Nobel de Química de 1987.

Richard J. Roberts, Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 1993.

LA DECLARACIÓN COMPLETA. El texto completo de la declaración, que se encuentra en la web de AgBioWorld, es el siguiente: 

Nosotros, los miembros de la comunidad científica cuyas firmas se encuentran al final de este documento, creemos que las técnicas de ADN recombinante constituyen un medio poderoso y seguro para la modificación de organismos y que pueden contribuir al aumento de la calidad de vida mejorando la agricultura, tratamientos de salud, y el medio ambiente.

La modificación responsable de genes de plantas no es nada nuevo ni peligroso. Muchas características, como son por ejemplo los de resistencia a pestes y enfermedades, han sido introducidos a plantas agrícolas, ya sea utilizando métodos de reproducción sexual o procedimientos de cultivos de tejidos, de manera rutinaria. La adición de un gen nuevo o diferente usando técnicas de ADN recombinante a un organismo no ocasiona riesgos nuevos ni riesgos más elevados en comparación con la modificación de organismos mediante métodos tradicionales. Además, comparado con organismos modificados mediante métodos tradicionales, la seguridad de estos productos ya a la venta está asegurada por los reglamentos actuales, cuyo propósito es asegurar la calidad alimenticia. Estas nuevas herramientas genéticas ofrecen más precisión y flexibilidad en la modificación de plantas agrícolas.

Ningún producto alimentício, ya sea producido usando técnicas de ADN recombinante o usando métodos más tradicionales, existe sin tener riesgo alguno. Los riesgos que puedan tener productos alimenticios son una función de las características biológicas de estas comidas y de los genes específicos que hayan sido usados, y no de los procedimientos usados en su desarrollo. Nuestra meta como miembros de la comunidad científica es de asegurar de que cualquier comida producida utilizando ADN recombinante sea tan segura como comida que ya es consumida, o más segura todavía.

Los métodos actuales de reglamento y desarrollo han funcionado bién. Técnicas de ADN recombinante ya han sido usadas para desarrollar plantas agrícolas benignas al medio ambiente, con características previenen las pérdidas de rendimiento y permiten a agricultores a reducir el uso de pesticidas y herbicidas sintéticos. La próxima generación de productos promete proporcionar al consumidor beneficios aún mayores, como son los de nutrición aumentado, aceites más sanos, mayor contenido vitamínico, productos que se conservan mejor, y mejores medicamentos.

El uso prudente de la biotecnología también puede ayudar a prevenir la degradación del medio ambiente, y ayudar a prevenir el hambre y la pobreza en el tercer mundo, proporcionando más productividad agrícola y más seguridad nutricional. Científicos en los centros de agricultura internacionales, universidades, instituciones de investigaciones públicas, y en muchos otros sitios ya están probando productos diseñados especialmente para uso en el tercer mundo.

Expresamos nuestro apoyo en cuanto al uso de ADN recombinante como una herramienta potente para el logro de un sistema agricultural productiva y sostenible. Apoyamos a legisladores que usan principios científicos apropiados para regular productos producidos mediante ADN recombinante. También apoyamos a legisladores que basan sus evaluaciones de estos productos en las características de éstos, y no en los procesos usados en su desarrollo.

(Foto de hoja eltrabajodecampo.blogspot.com).

Compartir en:
-->