21 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Lechería 25 de Mayo de 2021

¿Cómo potenciar la producción de leche en otoño y principios de invierno?

Esta es una etapa muy importante en la definición de resultados del ejercicio, por lo cual es fundamental realizar un monitoreo periódico de los principales procesos, y tomar acciones rápidas ante cualquier inconveniente.

Lechería 25 de Mayo de 2021

¿Cómo potenciar la producción de leche en otoño y principios de invierno?

Esta es una etapa muy importante en la definición de resultados del ejercicio, por lo cual es fundamental realizar un monitoreo periódico de los principales procesos, y tomar acciones rápidas ante cualquier inconveniente.

Montevideo – TodoElCampo – Con el objetivo de potenciar la producción de leche en otoño y principios de invierno, Conaprole divulgó un informe en el cual da cuenta sobre el estado del rodeo, las pasturas y la suplementación; también refiere al ambiente y confort animal.

El rodeo lechero llega a período otoño e inicios de invierno “en buena condición corporal”, “creciente proporción en el rodeo de vacas frescas, con baja capacidad de consumo y altos requerimientos de nutrientes”, dice el informe.

En cuanto a las pasturas, las rotaciones están “armadas, verdeos de invierno y praderas ya implantadas, con ataques de insectos importantes en algunas situaciones. Al inicio del otoño el principal aporte fue de avenas y praderas 2 o más años. Actualmente el mayor potencial de crecimiento lo presentan los raigrases. Área disponible para pastoreo baja, como es característico para esta época”.

Destaca también que hay “buenas condiciones para la respuesta a la fertilización nitrogenada, y buena relación de precio urea (cupo Prolesa) / lt leche”.

Pasto por su parte es “escas” en volumen y el otoño, “hasta ahora” presenta “temperaturas buenas”. “Ha sido un otoño con tasas de crecimiento muy buenas y baja calidad nutricional (poca energía y fibra y materia seca), esto es característico de todos los otoños. Actualmente con un solo pastoreo, y un consumo de 4 a 8 kg MS pasto/VO/día”.

La suplementación presenta “reservas en niveles habituales para la época (4-6 kg MS), con alta variabilidad en calidad, pero en general baja”. El “suministro de concentrados moderado (4,5 a 5 kg /VO), similar a valores históricos, pero con una menor participación de proteicos”.

La relación grano/leche es “muy ajustada para lograr buenos márgenes, esta relación mejoró a partir de abril, siempre en el ganado fresco es negocio suplementar con concentrados”.” Diferenciar el suministro en función del nivel de producción, mejora la respuesta y los márgenes (manejo de lotes)”, señala el informe de Conaprole.

AMBIENTE Y CONFORT ANIMAL.

Respecto al ambiente y confort animal, se expresa que hay “muy buenas condiciones de confort animal”, sin barro, sin temporales y temperaturas dentro de los esperado para la estación.

La producción es “muy buena” con un mayor volumen explicado “principalmente por una mayor producción individual”: “La combinación de los factores anteriormente mencionaos determinan un volumen total producido muy bueno (8-10% superior respecto otoño 2020), con muy buenos sólidos (3.99% grasa, 3.47 % proteína, 4.70% lactosa) y excelente calidad. Esta mayor producción ha sido explicada principalmente por una mayor producción individual (cercana a 18 lt, estando 1 a 1.5 lt por encima de años anteriores en esta época)”, señala el texto.

¿QUÉ HACER PARA MEJORAR LOS RESULTADOS?

Conaprole plantea interrogantes sobre “¿qué podemos esperar para los meses que vienen? y ¿qué podemos hacer para mejorar los resultados?”. La situación es de “rodeo con creciente participación de vacas frescas, con baja capacidad de consumo y altos requerimientos de nutrientes”; y “menor tasa de crecimiento de pasturas, por lo tanto rondas de pastoreo con reingresos más largos. Tiempos estimados: 45 – 50 días”.

COSECHA DE PASTO – Cosecha de pasto por vaca limitada. Aprox. 6 kg MS sobre una dieta de 18 kg MS para un rodeo de 20 litros, lo que requiere de una suplementación apropiada para cubrir los requerimientos.

MANEJO DE PASTOREO – Manejo del pastoreo, con recorridas y ajuste de las rondas semanalmente. Tomar en cuenta el estado fisiológico de las especies para el ingreso a las franjas (2 a 2 ½ hojas en festuca, 3 ½ hojas en dactilis, 9-12 nudos en alfalfas), así como los remanentes para asegurar un volumen foliar adecuado promoviendo la rápida recuperación de la misma (altura de remanente mínima en gramíneas 5 cm con tercio de hoja viva, remanente en alfalfa con presencia de rebrotes basales).

FERTILIZACIÓN NITROGENADA – La fertilización nitrogenada nos puede permitir promover el crecimiento de las pasturas, aprovechando la capacidad de respuesta de las gramíneas (10 a 15 kg de MS por kg de N2 aplicado), principalmente raigráses. Buscar momento óptimo de aplicación, con 1 -1.5 hoja e inmediatamente después del pastoreo.

UTILIZACIÓN ESTRATÉGICA DE RESERVAS FORRAJERAS – Cuidado con la calidad, es recomendable contar con análisis nutricionales.

-Materia Seca. Podemos determinarla con un microondas y una balanza

-Análisis químico, MS, PC, FC, FDA, FDN, almidón en maíz.

-Especial atención con las micotoxinas.

-Tomar en cuenta el nivel de desperdicios en cada tambo (5 – 30%).

SUPLEMENTACIÓN ESTRATÉGICA CON CONCENTRADOS, buscar el mix apropiado para suplementar las pasturas y de reservas disponibles en el tambo. Formular dieta y evaluar respuesta periódicamente.

-El control lechero es una herramienta de mucha utilidad y nos ayuda para el armado de lotes.

-Debemos tener en cuenta que la mayoría son lactancias tempranas, con alta respuesta directa y residual a la suplementación (150-200 lt más en la lactancia por cada litro extra en el pico).

-Prestar atención a los análisis de leche: PC, grasa, lactosa, Mun que nos ayudan a leer la situación nutriocional.

CONFORT ANIMAL – Cuidar condiciones de confort animal, principalmente barro, traslados, tiempos de espera, pastoreos y descansos, disponibilidad de agua, acceso a comederos, etc.

NO DESCUIDAR EL PREPARTO – Recordemos que el potencial de cada lactancia comienza definiéndose desde el período seco, especialmente los 30 días previos al parto. Durante el otoño pasaran una proporción importante de vacas por el preparto, es clave ofrecerle a esa categoría la dieta y condiciones de confort adecuadas. Es frecuente en los prepartos no ofrecer el suministro adecuado de proteína cruda (12 kg MS, con 13-14 % PC)

MANEJO REPRODUCTIVO – Monitorear condición corporal; en esta estación es el inicio de los servicios; monitorear detección de celos, utilización de ayudas (parches, pintura). Se deberían detectar 3-4% de las vacas paridas con más de 45 días.

CALIDAD DE LA LECHE – Mantener la calidad obtenida hasta el momento. Ir monitoreando el score de higiene de ubre. El objetivo es ordeñar tetas limpias, secas y bien estimuladas. Realice una buena rutina de ordeñe.

GUACHERAS – En estos momentos del año las guacheras tienen una ocupación importante. Debemos monitorear periódicamente la salud de las terneras y las condiciones de confort ofrecidas (aguas, lugar seco para echarse, reparo de los vientos, etc.)

Esta es una etapa muy importante en la definición de resultados del ejercicio, por lo cual es fundamental realizar un monitoreo periódico de los principales procesos, y tomar acciones rápidas ante cualquier inconveniente. Por dudas o mayor información consulte con su técnico asesor y/o su responsable zonal.

Compartir en:
-->