26 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Vacunos 06 de Setiembre de 2021

Argentina y Brasil fuera del mercado de la carne, ¿qué puede hacer Uruguay?

Corresponde a analistas y técnicos analizar las consecuencias que esas situaciones tendrán en el mercado y cómo los demás países responderán, pero el hecho concreto es que mientras el mundo sigue ejerciendo presión compradora, la oferta es cada vez menor.

Vacunos 06 de Setiembre de 2021

Argentina y Brasil fuera del mercado de la carne, ¿qué puede hacer Uruguay?

Corresponde a analistas y técnicos analizar las consecuencias que esas situaciones tendrán en el mercado y cómo los demás países responderán, pero el hecho concreto es que mientras el mundo sigue ejerciendo presión compradora, la oferta es cada vez menor.

Hébert Dell’Onte Larrosa – Montevideo – TodoElCampo – Hace unos meses Argentina decidió salirse de la exportación mundial de carne, y a pocas horas de iniciar setiembre extendió la restricción hasta fin de año.

En las últimas horas supimos que Brasil detectó dos casos de vaca loca atípica y cerró las exportaciones hacia China, su principal cliente y además el principal importador mundial que según algunas estimaciones recientes en 2022 volverá a crecer en demanda en el orden del 6%.

La decisión argentina es puramente política y según han explicado varios actores y referentes del Gobierno de Alberto Fernández, lo que se busca es mantener el precio al consumidor local.

Diferente es lo que está pasando en Brasil, ya que se trata de un problema sanitario no buscado y mucho menos deseado, que por acuerdos previos entre ambos países deriva en el cese de los envíos a China de forma temporal, aunque no se ha informado cuánto podría durar la suspensión.

Que Argentina revea la decisión parece imposible en el corto plazo. El Gobierno ha defendido a capa y espada la resolución, ha argumentando a favor del mercado interno y del consumo de carne de los argentinos en Argentina (Analizar si el resultado logrado es el buscado es harina de otro costal). Si bien es cierto que en el país vecino todo parece posible, no lo sería en este aspecto, aunque sólo bastaría firmar un decreto levantando la restricción para desandar la medida y minimizar el daño que se está haciendo a la cadena ganadera de su país.

El resultado de esa situación es que ambos países, las principales potencias del Mercosur, fundamentales en la producción agropecuaria y particularmente de vacunos que es el área en cuestión, quedan fuera del grueso del circuito comercial mundial de la carne que ante una demanda cada vez más creciente, se encuentra con una oferta cada vez más reducida.

Corresponde a los analistas y técnicos analizar las consecuencias que esas situaciones tendrán en el mercado y cómo los demás países responderán, pero el hecho concreto es que mientras el mundo, principalmente China, sigue ejerciendo presión compradora, la oferta es cada vez más escasa.

Tal vez por eso China se apresure a resolver la situación, pero hay que recordar que por un error de etiquetado suspendió las compras al frigorífico BPU por tres meses a pesar de las gestiones y diligencias que llevó a cabo Uruguay para explicar lo sucedido. Por tanto, cabe esperar que el país asiático se tome su tiempo para rehabilitar a Brasil, y mientras eso no ocurra seguirá faltando carne en el mundo.

La pregunta es qué países están en condiciones de capitalizar esa situación, si Uruguay es uno de ellos, y si es así de qué forma debería hacerlo.

Compartir en:
-->