20 de Noviembre de 2019
Máx. Min.
Vacunos 14 de Julio de 2017

Scayola es optimista respecto a la continuidad de la Cuota 481 y el ingreso de carne ovina con hueso a Estados Unidos

La necesidad de cumplir acuerdos comerciales y la insuficiencia de ganado preparado colabora con el aumento de los valores, pero el alto costo de producción y el bajo valor del dólar hacen que “los negocios no le dejan rentabilidad a ninguna de las partes”, dijo el presidente de Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola.

Vacunos 14 de Julio de 2017

Scayola es optimista respecto a la continuidad de la Cuota 481 y el ingreso de carne ovina con hueso a Estados Unidos

La necesidad de cumplir acuerdos comerciales y la insuficiencia de ganado preparado colabora con el aumento de los valores, pero el alto costo de producción y el bajo valor del dólar hacen que “los negocios no le dejan rentabilidad a ninguna de las partes”, dijo el presidente de Frigorífico San Jacinto, Gastón Scayola.

Montevideo – TodoElCampo- Scayola se explayó sobre la actualidad del mercado ganadero, desde los valores hasta cuadrillas Kosher; su optimismo en cuanto a la continuidad de la existencia de la Cuota 481 y el ingreso de carne con hueso en Estados Unidos. Además, reflexionó respecto a los conflictos gremiales y determinadas decisiones que paralizan a la industria.

Según manifestó Scayola a TodoElCampo, se observa una post zafra algo larga, mientras que de antemano se esperaba una faena, entre mayo y junio, más alta de la registrada.

Informó que desde mediados de junio se encuentran en el país las cuadrillas Kosher con una demanda bastante sostenida de novillos terminados, en especial el corte delantero. “Nos estaríamos encontrando con la dificultad de satisfacer al cliente y poca de disponibilidad de ganado”, reconoció.

Israel, junto a China, es de los mercados más firmes de la actualidad y, pesar de tener “precios un poco acotados”, “nos obliga a mantener una demanda fuerte de ganado en un momento que no la hay”. Ello, entre otras cosas, “está presionando a la suba del precio del ganado”, lo cual también repercute en el mercado interno.

EL INVIERNO Y LA NECESIDAD DE CUMPLIR

Reconoció que resulta complejo estimar la disponibilidad de ganado actual y si la llegada de los días más severos del invierno pueda alentar la aparición del mismo. También se maneja la existencia de poco ganado en encierros o feedlot, y el especialista reconoció que puede ser un posible motivo de la ausencia de ganado. Recordó que a comienzos del año existía cierta incertidumbre a la continuidad de la Cuota 481 para Europa.

Más allá de ello, el trabajo de los técnicos de las cuadrillas generan la necesidad de una faena fija diariamente, lo que obliga a que la industria deba hacerse del poco ganado existente. “Uno muchas veces tiene que cumplir con compromisos (…) la palabra vale más y se debe hacer a pérdida”, sostuvo.

Scayola no cree que el valor suba mucho más, “porque los números no dan” y “lo razonable y lo sano sería que se estabilizara un poco el valor”. Razonó que “el dólar debe valer más, para que sea más fuerte y no se necesite vender el ganado tan caro”.

LA CUOTA 481

En referencia a la Cuota 481, el vicepresidente de San Jacinto subrayó que a su entender continuará su existencia; “todo pinta que esto va a tener una solución negociada”, donde “Uruguay tiene una posición firme como para no perder esa cuota”.

Por un lado, argumentó que Estados Unidos se encuentra “en medio de un proceso de cambios en sus alianzas económicas” y en ese marco “los acuerdos que no quiere Trump, Europa salió a hacerlos”. Por ello, no descarta la posibilidad de un Acuerdo de Libre Comercio con el Mercosur, donde “posiblemente estas cuotas estén en su lista”.

En definitiva, se mostró optimista respecto al mercado internacional, siempre y cuando de aquí a siete u ocho meses, la disponibilidad del ganado aumente y la situación de la cadena productiva mejore; “porque la situación hoy no es buena ni para el productor ni para la industria; entonces, tenemos que buscar soluciones”.

ESTADOS UNIDOS Y EL NO A LA CARNE BRASILEÑA

Según Scayola, el espacio dejado por Brasil en el mercado norteamericano no va a ser tomado por Uruguay. Argumentó que el segmento de mercado es diferente, con carne más magra y a menor valor, porque el costo de producción del país norteño es menor que el uruguayo.

Por el contrario, cree que ese mismo producto ahora lo puede colocar en China a un bajo precio y competir con Uruguay. Por ende, “la movida de Brasil no nos significa ningún beneficio, necesitamos un Brasil estable y sólido políticamente”.

INGRESO CON CARNE OVINA CON HUEVO A ESTADOS UNIDOS

Tras el cambio de gobierno en Estados Unidos, se modifican los responsables de todos los organismos y los asuntos de mayor peso acaparan la atención de los mismos. Para Scayola, ello seguirá así durante todo el primer año y la habilitación para la venta de carne ovina con hueso desde Uruguay puede demorarse, pero “seguimos tan prontos como siempre para ser habilitados en cualquier momento”.

Aseguró que en tierras norteamericanas “el interés se mantiene” y, el día que se concrete el ingreso, si hay valores competitivos, “vamos a generar un espacio en el mercado (…) en calidad no tenemos nada que envidiarle a Australia y Nueva Zelanda”.

CONFLICTOS Y UNA REFLEXIÓN

Para Scayola, la generación de conflictos entre trabajadores y las industrias en un momento financieramente complejo del sector agropecuario en general, es contraproducente. Apuntó que desde el 2005 se registra un importante incremento del poder adquisitivo de los trabajadores, pero en los momentos que los negocios no son buenos, “con enojarse no logramos anda”.

En ese sentido, agregó que se debe lograr que todos se consideren parte de los problemas y de las propias soluciones; “tenemos que asumir que todos tenemos que poner un poco de nosotros para que los negocios puedan seguir funcionando, muchas veces, en este tipo de empresas grandes, lo importante son las 800 familias que viven de ella y no, de repente, un grupo muy pequeño”.

CONCLUSIONES

El presidente de San Jacinto Nirea se manifestó optimista de cara al futuro, porque la producción de alimentos es demandada. El asunto –estimó- es que “las variables económicas estén un poquito más equilibradas y que el mundo esté más tranquilo para que los negocios rindan”. Actualmente, “los negocios no le dejan rentabilidad a ninguna de las partes” y, en un país agropecuario, “tener productores desconformes e industrias desconformes, hace que el ambiente de negocio no sea bueno”, culminó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: