24 de Junio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 13 de Febrero de 2018

Quienes somos

La visión de Horacio Jaume sobre un verano que será recordado por el movimiento de los productores autoconvocados.

Actualidad 13 de Febrero de 2018

Quienes somos

La visión de Horacio Jaume sobre un verano que será recordado por el movimiento de los productores autoconvocados.

Horacio Jaume/TodoElCampo-El mes de enero es por lo general muy particular en Uruguay, porque luego de las fiestas tradicionales y aprovechando el estado de ánimo festivo, la mayoría de nosotros destinamos un tiempo para estar más cerca de la familia haciendo uso de las licencias anuales.

En ese lapso tratamos de ser más padres, o más hijos, o más abuelos. En definitiva, tratamos de realizar actividades que durante el año, por distintas razones,  las dejamos en un segundo plano.

Vemos también menos vértigo en las calles, oficinas más vacías y las vacaciones se generalizan. Ese es un enero corriente, donde para los que tiene que trabajar todo se hace más difícil, pues es difícil contactar con mucha gente.

Aprovechando esa situación, la administración Vázquez había resuelto y anunciado una modificación impositiva y aumento de tarifas generalizada.

A partir de ese momento se alteró todo, y enero 2018 se salió de la calma habitual. El 23 de ese mes va a ser recordado como una fecha muy particular, ya que a partir del campo y la bandera uruguaya mucha gente se manifestó, y lo hizo de tal manera que le modificó la agenda al propio presidente de la República.

¿Es la primera vez que esto sucede? No. Quién haga  un poco de memoria y revise la historia verá situaciones similares se han repetido en otras ocasiones.

¿Dónde radica el desafío en esta oportunidad?  Tampoco será novedosa esta respuesta, ya que si el país se mira a un espejo verá a una sociedad que vive de la producción agropecuaria pero que poco hace por ella. El problema no radica en reconocer cuáles son nuestras riquezas, sino en preguntarnos qué hacemos por ella .

Este país, que concentra la mayor cantidad de gente en Montevideo, obedece a un tipo de política que no ha tenido al agro como principal figura. Basta mirar a la intendencia de Montevideo para darse cuenta dónde está problema.

Modificar determinadas realidades no es fácil, lleva tiempo y exige por parte de quien pretenda llevar adelante la empresa, dedicación, tenacidad y profesionalismo.

El estereotipo de la oligarquía ganadera está muy metida en la capital, la cabaña nacional y la Expo Prado un poco alimentan esa figura. No se logra percibir a la producción de carne, o la leche, o el arroz, la soja, la lana y las manzanas, entre tantas otras, como las columnas que le dan vida a la salud, la educación, la vivienda, el trabajo y la seguridad. Cuesta unir estas cosas y por lo tanto no se logra encontrar la solución.

Eso es precisamente lo que en Nueva Zelandia, país frecuentemente tomado como modelo de cambios estructurales,  desarrollo y prosperidad, fue entendido en primer lugar.

Todo lo demás, fue después.

Compartir en: