26 de Junio de 2019
Máx. Min.
Actualidad 20 de Abril de 2019

Microorganismos antárticos podrían usarse para disminuir el uso de fertilizantes a base de fósforo

Dra. Bajsa: “A veces en los suelos existen grandes cantidades de fósforo, pero no están disponibles para las plantas. Hay algunos microorganismos que pueden pasar ese fósforo insoluble a una forma soluble que las plantas puedan utilizar".

Actualidad 20 de Abril de 2019

Microorganismos antárticos podrían usarse para disminuir el uso de fertilizantes a base de fósforo

Dra. Bajsa: “A veces en los suelos existen grandes cantidades de fósforo, pero no están disponibles para las plantas. Hay algunos microorganismos que pueden pasar ese fósforo insoluble a una forma soluble que las plantas puedan utilizar".

Montevideo – SobreCiencia* – TodoElCampo – El Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE) y la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República abrieron un llamado dirigido a estudiantes de Ingeniería Agronómica, Licenciatura en Biología y en Bioquímica, para participar de un trabajo de investigación denominado Microorganismos involucrados en la absorción de fósforo en plantas de ambientes extremos.

Esta propuesta de tesis o pasantía en ecología microbiana, se realizará en la Isla Rey Jorge de la Antártida, entre mayo y junio de este año.

SobreCiencia conversó con la Dra. Natalia Bajsa, una de las investigadoras referentes, integrante del Laboratorio de Ecología Microbiana del IIBCE.

Bajsa contó que están trabajando con microorganismos que ayudan al crecimiento de dos plantas nativas vasculares que hay en la Antártida, y señaló que uno de los mecanismos de promoción de crecimiento, es facilitar la captura de fósforo.

–“A veces en los suelos existen grandes cantidades de fósforo, pero no están disponibles para las plantas. Hay algunos microorganismos que pueden pasar ese fósforo insoluble a una forma soluble que las plantas puedan utilizar. La Antártida es un ambiente seco y con pocos nutrientes, por lo tanto, estas plantas tienen que tener mecanismos de absorción de nutrientes más desarrollados y diferentes a los que hay en los climas templados. Hay dos tipos de microorganismos que tienen esa capacidad, que son bacterias y micorrizas, que se forman entre hongos y la planta, también para captar nutrientes” – detalló.

El objetivo es utilizar estos procesos naturales para que los productores sustituyan los fertilizantes por mecanismos más sustentables, como la introducción de estos microorganismos para mejorar la fertilidad de los suelos.

–“La idea es favorecer estos procesos para que vuelvan a ocurrir naturalmente y que no haya que agregar un insumo externo a los cultivos. Utilizar estos microorganismos es más barato, porque no se precisan insumos externos ni otro tipo de manejos. Tal vez la producción no sea tan alta, pero cuando se hace la diferencia entre lo que se invirtió y lo que se ganó, en general la producción orgánica termina siendo más conveniente, y sin deterioro del recurso” – agregó Bajsa.

La científica anunció que el próximo 25 de abril se realizará un Seminario titulado Plan Nacional de Agroecología en Uruguay, organizado por el núcleo TÁ, con el objetivo de generar insumos para la aplicación del Plan Nacional de Agroecología, una ley que se aprobó en Uruguay a fines del año pasado.

El evento, que se realizará en el Salón Dorado de la Intendencia de Montevideo, contará con la presencia de invitados extranjeros, entre ellos Eduardo Cerdá (Argentina), que cuenta con una amplia experiencia en la utilización de estas formas de cultivo a gran escala.

 

– “Hay más cantidad de productores orgánicos que necesitan un asesoramiento, y este Plan Nacional de Agroecología tiene el objetivo de implementar los mecanismos para promover esas formas de producción; en investigación, en formación, en asistencia técnica y en todos los aspectos que cubren los sistemas de producción alimentaria” – puntualizó.

Bajsa destacó el potencial exploratorio de la Antártida y el trabajo del Instituto Antártico Uruguayo, que posibilita las investigaciones en esa región. Recordó que el Tratado Antártico promueve la cooperación entre los países en investigación, por lo que este proyecto no puede traducirse en un rédito económico particular, y aclaró que los microorganismos en sí, no pueden patentarse.

Los estudiantes interesados en participar de la investigación Microorganismos involucrados en la absorción de fósforo en plantas de ambientes extremos, tienen tiempo hasta el próximo 21 de abril.

(*) Entrevista a la Dra. Natalia Bajsa.

Foto: Twitter de SobreCiencia.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa.

Compartir en: