03 de Diciembre de 2020
Máx. Min.
Vacunos 29 de Octubre de 2020

Medidas europeas afectarían la exportación de carne a ese destino

Una de las medidas lógicas que tomó Europa como estrategia contra el Covid-19 es el cierre de restaurantes y de actividades turísticas. Esa decisión frena las exportaciones uruguayas al tercer destino de nuestras carnes.

Vacunos 29 de Octubre de 2020

Medidas europeas afectarían la exportación de carne a ese destino

Una de las medidas lógicas que tomó Europa como estrategia contra el Covid-19 es el cierre de restaurantes y de actividades turísticas. Esa decisión frena las exportaciones uruguayas al tercer destino de nuestras carnes.

Hébert Dell’Onte Larrosa – Montevideo – TodoElCampo – Lo que sucede en el resto del mundo nos condiciona. Somos un país exportador, vivimos de nuestras exportaciones y para poder exportar necesitamos que al resto del mundo le vaya bien, de lo contrario sus desgracias caen sobre nosotros causándonos problemas económicos, financieros y sociales serios.

El ejemplo más contundente es Venezuela. Más allá de los posicionamientos políticos o ideológicos de su gobierno, si su economía hubiera estado saneada, no habría dejado de comprar nuestros lácteos y menos aún haber dejado de pagar lo que ya había comprado y consumido.

Lo mismo ocurre con China. Es un referente económico mundial y todo el mundo cruza los dedos para que su economía no se detenga, porque de hacerlo muchos serán los países, incluido Uruguay, que se verán en problemas serios.

Igual posición corresponde tener respecto a los países europeos. Necesitamos que se recuperen de forma rápida y firme para que podamos seguir exportándoles y generando ingreso de divisas frescas y genuinas a nuestra economía.

Por eso es importante mirar lo que sucede en el mundo. Si producimos la mejor carne y el mejor arroz, las mejores naranjas, el mejor queso y la mejor miel del mundo, podremos comer un buen trozo de asado acompañado de un plato de arroz con jugo de naranja, y cerrar el almuerzo con un trozo de queso con miel de postre, todos productos de calidad superior, pero así no funciona Uruguay. Uruguay funciona exportando y si no logra hacerlo la economía decae.

Pero tampoco es cuestión de exportar hacia cualquier destino, sino a los mejores mercados, porque producimos los mejores productos y eso no es barato, lo ideal es vender donde más pueden pagar. Por eso Alemania tiene que tener sus restaurantes abiertos y Turquía su turismo activo, así ellos tendrán necesidad de comprarnos y podrán pagar lo que nuestra producción vale.

Recientemente varios países europeos han extremado las medidas, o anunciaron que lo harán en los próximos días, cerrando casas de comidas, restaurantes y el acceso al turismo. Todas esas medidas son lógicas cuando la pandemia arremete con fuerza y sacude al continente con una segunda ola de contagios y fallecimientos, pero son una mala noticia para las exportaciones uruguayas. Si no hay restaurantes abiertos, y si no hay turistas, la venta de alimentos de calidad decae.

Según información de los medios alemanes, por el momento el gobierno no tiene voluntad de un segundo confinamientos social y económico, pero tampoco descarta esa posibilidad aunque actores políticos y sanitarios la ven como muy probable.

Este fin de semana Merkel envió un mensaje a su país en el que exhortó a que cada ciudadano tome las medidas de distanciamiento para que no siga avanzando el virus, en tanto que el lunes mantuvo una reunión con dirigentes de Unión Cristianodemócrata,  el partido político al que pertenece, donde dijo que la situación alemana es “muy dinámica” y “dramática”. Alemania pronto podría encontrarse en una “situación difícil” por la falta de camas de cuidados intensivos en los centros de salud en todo el país.

Al día siguiente, el martes 27, la máxima autoridad sobre epidemiología del país, el Instituto Robert Koch de Berlín, informó sobre el alto número de nuevas infecciones, alrededor de 11.400, informó la prensa de berlinesa.

Ayer la revista alemana Bild, la más leída en ese país y de las más llegada en Europa, informó que la canciller acordó con sus principales ministros que a partir del 2 de noviembre los restaurants y pubs permanecerán cerrados.

El cierre es para la venta y consumición en el local, pero se permite adquirir comida para llevar y consumir en casa.

OTROS PAÍSES.

Italia, España, Francia, Reino Unido, República Checa, Bélgica, van en el mismo sentido.

En Italia, el primer ministro Giuseppe Conte, dijo que se debe cuidar el tejido de la economía y que un segundo confinamiento generalizado sería un golpe mortal a la recuperación económica italiana. Sin embargo, los casos de coronavirus no dejan de crecer y esta semana el gobierno presentó las nuevas medidas restrictivas que aunque no son totales se estima que lo serán pronto si no cambia la tendencia de contagios, algo se estima poco probable de que suceda.

Las restricciones italianas limita el horario de trabajo de bares y restaurantes hasta las 18.00 horas con lo cual se hace imposible cenar afuera. Además hay regiones con toque de queda después de las 21.00 horas.

España es el país que tiene más bares y restaurantes en el mundo pero cuyo número total no deja de caer a fuerza de la crisis. El gobierno decretó el estado de alarma El primer paso es determinar una hora de cierre, el segundo será la prohibición de apertura de comercios.

Mientras tanto en Francia, el presidente Emmanuel Macrón decretó el estado de emergencia con un confinamiento que va desde las 21.00 a las 06.00 horas.

EXPORTACIONES DE URUGUAY.

En setiembre, cuando se lanzó Procarnes, un grupo de trabajo que apunta a mejorar las exportaciones cárnicas de Uruguay, se informó que 1 de cada 4 dólares exportados de bienes de Uruguay provienen del sector cárnico, y que en 2019 las colocaciones en el exterior fueron por U$S 2.200 millones, por lo que estamos ante “un sector decisivo para la balanza comercial y la economía del país, donde las mejores condiciones de acceso representan un alto retorno en divisas”, afirmó el Instituto Nacional de Carnes (INAC) al respecto.

En lo que va del año, la Unión Europea es el tercer destino de las carnes que Uruguay exporta con el 17 % de las colocaciones, después de China (45 %) y Estados Unidos (23 %).

Que Alemania cierre sus restaurantes no es un dato menor para la carne de Uruguay, se trata de un país estratégico.

En setiembre la cadena de restaurantes alemanes Block House inició una campaña de carne uruguaya en todos sus locales. La firma tiene unas 50 casas y la campaña se extendería por tres meses, consistiendo en la promoción de un corte de lomo con la especificación de ser carne de Uruguay. El cierre de los restaurantes y del turismo tira por tierra ese tipo de iniciativa, las carnes se guardan en los refrigeradores, el stock se mantiene y la importación se frena.

Compartir en: