14 de Agosto de 2018
Máx. Min.
Agricultura 08 de Marzo de 2018

Más de un millón de semillas están depositadas en el arca mundial

Las muestras se guardan a temperaturas casi polares y el último “embarque” recibido fue de unas 70.000 semillas y granos de arroz, trigo, maíz y sorgo entre otras.

Agricultura 08 de Marzo de 2018

Más de un millón de semillas están depositadas en el arca mundial

Las muestras se guardan a temperaturas casi polares y el último “embarque” recibido fue de unas 70.000 semillas y granos de arroz, trigo, maíz y sorgo entre otras.

Montevideo – TodoElCampo – La reserva mundial de semillas ubicada en Noruega supera el millón de simientes depositadas. El objetivo es preservar la variedad genética del planeta ante un posible desastre natural o una guerra.

El banco mundial de semillas de Svalbard, conocido también como la Bóveda de Semillas de Svalbard (Svalbard Global Seed Vault), es una suerte de Arca de Noé vegetal que protege la diversidad genética contra posibles conflictos y catástrofes naturales, y el lunes 26 de febrero superó el millón de muestras depositadas, informó Globo.

Las muestras se guardan a temperaturas casi polares y el último “embarque” recibido fue de unas 70.000 semillas y granos de arroz, trigo, maíz y sorgo entre otras.

Con la nueva llegada de semillas, la "bóveda del juicio final", enterrada a una profundidad de más de 120 metros en el interior de una montaña, recibió en diez años de existencia 1.059.646 variedades, conservadas en cajas alineadas en estanterías, informó Globo.

Jon Georg Dale, ministro de Agricultura noruego dijo estar “muy contento de anunciar que más de un millón de granos pasaron en esta puerta para ser colocados definitivamente en seguridad”.

Es la colección de granos más variada del mundo, una red de seguridad para los cerca de 1.700 bancos de genes que existen en el planeta ante los riesgos relacionados con catástrofes naturales, guerras, cambios climáticos, enfermedades o impericia del ser humano.

El depósito es propiedad de Noruega y los granos pertenecen a los estados y las instituciones de depósito, que puede recuperar de acuerdo a su conveniencia.

El lugar está diseñado para resistir los desastres, pero en 2016 fue víctima del calentamiento global con el aumento de las temperaturas del Ártico, lo que generó deshielo del permafrost (superficie debe estar permanentemente congelado) y provocó una fuga de agua, pero ninguna semilla fue dañada.

(En base a Globo; foto El País de Madrid. En la fotografía cajas con semillas en Svalbard.

Compartir en: