14 de Agosto de 2018
Máx. Min.
Agricultura 14 de Abril de 2018

La cosecha de soja resultó “peor de lo que imaginábamos”

Nos enfrentamos a una situación enteramente compleja” que exige soluciones inteligentes”, al buscar esas soluciones “tenemos que dialogar y actuar” porque el diálogo sólo no es suficiente “para quienes trabajamos con procesos biológicos”.

Agricultura 14 de Abril de 2018

La cosecha de soja resultó “peor de lo que imaginábamos”

Nos enfrentamos a una situación enteramente compleja” que exige soluciones inteligentes”, al buscar esas soluciones “tenemos que dialogar y actuar” porque el diálogo sólo no es suficiente “para quienes trabajamos con procesos biológicos”.

Estela Apollonio – Montevideo – TodoElCampo – El Esc. Juan De la Fuente que preside la Sociedad Rural de Dolores se refirió a las serias dificultades que se enfrenta la agropecuaria debido a que los rindes de al soja son muy malos, peor de lo que se esperaba. Horas después y en ese marco de preocupación para la zona, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca Ing. Agr. Enzo Benech confirmó su presencia en Dolores siguiendo su agenda de visitar cada viernes una zona diferente del país.

De la Fuete expresó que “las compañías agropecuarias están sufriendo el embate de dos cosechas consecutivas con números en rojo”, una la de trigo que ya pasó y la otra de soja en la cual los resultados se están viendo ahora. Respecto a esta última explicó que “teníamos apostadas nuestras esperanzas pero resultó peor de lo que nos imaginábamos”.

“Empezamos a trillar en Dolores que es una zona núcleo,” con resultados por “debajo de los 800 Kgs. lo cual nos deja en una situación tremendamente compleja y eventualmente con daños a la empresa agropecuaria”, dijo.

“No obstante el agricultor tiene dos características realmente espectaculares”: es “esperanzado” y “optimista”. “El agricultor genera escenarios de esperanza” a lo que se suma “que es optimista”, por lo que sabe que “después de cada porrazo se puede levantar”, subrayó.

En estas instancias de dificultad “tenemos que tratar” de que sólo estemos “ante un porrazo y una anécdota y que no sea un daño estructural para la empresa”. “Para eso tenemos que tener grandeza de espíritu, no sólo de quienes integramos el sector agropecuario, el país entero tiene que tener la grandeza para entender la situación que estamos viviendo”, opinó el gremialista.

De la Fuente consideró que “a largo y mediano plazo hay oportunidades para el agro” debido a que “allá afuera hay un mundo esperando que Uruguay produzca alimentos para 30 millones de personas, y si nosotros hacemos bien los deberes” porque “los compradores los tenemos y nos van a comprar los alimentos, eso son divisas para Uruguay” y “en la medida que ingresen dividas vamos a poder desarrollarnos como personas, como familia, como empresa, el gobierno va a poder cobrar impuestos, va a poder hacer la infraestructura que le falta al país”.

“Pero si nosotros no entendemos cuales son las cosas básicas que tenemos que solucionar el camino es de colisión”, señaló.

LOS RENDIMIENTOS NO ALCANZAN AL 50 % DE 2017.

Comparados con la el año pasado que fue una zafra de 3.200 Kgs. promedio, hoy “estamos lejísimo,  muy debajo de la mitad en la zona núcleo de Dolores” que tiene “campos buenos”, observó.

“Nos estamos enfrentando a una situación enteramente compleja” que nos exige “soluciones inteligentes” y en la búsqueda de esas soluciones “vamos a tener que dialogar y actuar” porque el diálogo sólo no es suficiente “para quienes trabajamos con procesos biológicos”.

Recordó que “en 15 o 20 días” se debe “empezar a sembrar trigo” y por la urgencia de los tiempo el productor “no puede esperar una resolución concreta y puntual del gobierno” sino que tiene que “actuar” para lo cual “habrá medios técnicos o algún empaquetamiento de la deuda para atrás, pero hoy hay que seguir produciendo” para mantener toda la estructura agrícola sana.

HAY PAGOS QUE NO SE VAN A HACER.

Consultado sobre la posibilidad de cortar la cadena de pagos, De la Fuente dijo que no le gusta ese concepto, que depende de cada empresa y no se puede generalizar. “Lo que podemos hacer como gremialistas es alertar sobre la situación y buscar una solución”, añadió.

Pero “es clarísimo que si al sector le entran 600 u 800 millones de dólares menos, sería infantil no pensar que habrá pagos que se van a resentir y no se van a hacer. Hay una inteligencia que más que cortar la cadena de pago es ver cómo poder reestructurar la deuda para seguir produciendo”.

“Cuando el agricultor se enfrenta a esta situación trata de mirar para adelante, aumenta el área. Lo que el productor dice es ‘por favor déjenos seguir produciendo, déjenos seguir trabajando’, porque si volvemos a situaciones como las vividas en 2001 con remates, el daño puede ser tremendo”, valoró.

REESTRUCTURA DEL PASIVO.

La reestructura del pasivo fue una de las medidas a tomar, pero también llamó al gobierno no disimular “como si nada hubiera pasado”.

“Hay que reestructurar el pasivo actual, superar el mal rato y seguir produciendo alimentos para el mundo que es una de las tareas más digna que tiene el ser humano”, opinó, pero “si el gobierno quiere seguir adelante como si nada hubiera pasado vamos a tener un problema quizá más grave”, concluyó.

(Foto Agromaker).

Compartir en: