18 de Abril de 2021
Máx. Min.
Apicultura 05 de Marzo de 2021

La apicultura ve un horizonte promisorio y con moderado optimismo

Dos factores importantes explican ese optimismo: el debilitamiento de la Niña y la superación de las secuelas de la sequía, y la mejora del precio. Pero se debe mantener el cuidado porque seguimos en el año Niña y los precios aún no son firmes.

Apicultura 05 de Marzo de 2021

La apicultura ve un horizonte promisorio y con moderado optimismo

Dos factores importantes explican ese optimismo: el debilitamiento de la Niña y la superación de las secuelas de la sequía, y la mejora del precio. Pero se debe mantener el cuidado porque seguimos en el año Niña y los precios aún no son firmes.

Montevideo – TodoElCampo – La apicultura “está visualizando un horizonte un poco más promisorio” aunque no por eso libre de dificultades. Mientras la sequía “comienza a quedar atrás, sus secuelas seguirán haciéndose notar por algún tiempo más”, expresa el informe sobre la actividad apícola presentado el miércoles pasado al Consejo Asesor Regional del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) Treinta y tres.

El documento aborda la situación de la zona esta, particularmente los departamento de Treinta y Tres, Lavalleja, Maldonado, Cerro Largo y Rocha y destaca dos factores relevantes: el cambio climático y la escala de precios que llegado a valores “que hace algunos años no se alcanzaban.

CLIMA – Aunque las perspectivas aparecen como más positivas “los modelos climáticos internacionales” insisten con el fenómeno de la Niña que está en una fase de “debilitamiento, por lo que “no debemos bajar la guardia”, afirma.

PRECIOS – “Otro cambio sorprendente ha sido la escalada de precios que se ha registrado en estos meses de primavera-verano, llegando a valores que no se alcanzaban desde hace algunos años”, destaca.

Esa es una situación de “contrastante con la que teníamos en los anteriores tres, cuatro o cinco años pasados” y ha causado “sorpresa” en “muchos apicultores que no estaban preparados para ella. Muy por el contrario, venían desarrollando estrategias adaptativas, que les permitiera resistir y permanecer, manteniéndose apenas a flote”.

Asimismo el informe advierte las subas repentinas “suelen ser efímeras en el tiempo y, ocasionalmente, obedecer a situaciones puntuales, por ejemplo, de baja oferta y sostenida demanda”.

De todas formas, el escenario actual es de “moderado optimismo”.

TREINTA Y TRES: COLMENAS IMPECABLES.

El departamento de Treinta y Tres presenta disparidad “en cuanto a producción de miel”. Las zonas bajas (Costas de Olimar, Cebollatì, Cipa, Charqueada, Pasano) hubo “buenas cosechas” y el resultado fue “normal”. Las zonas altas (Cuchilla de Dionisio, Cerros de Amaro, Quebrada de los Cuervos), “con mucho menos producción”.

“En todos los casos, las colmenas están impecables: buena población, mucha cría, muy sanas, no se reportan mortandades, salvo lo normal”, afirma. Ahora se espera la miel de la forestación.

En materia de comercialización “se vendió todo lo que se cosechó, con precios (por kilo) desde U$S 1,80 en diciembre, U$S 2,25 en enero y U$S 2,85 en febrero. En este momento, se están ofreciendo, U$S 2,90 a U$S 2,95, todos precios contado”.

LAVALLEJA: ENTRE LA INCERTIDUMBRE Y LA ESPERANZA.

En Lavalleja la productividad tuvo “bajos promedios en la primera cosecha”, en el orden de “entre los 10 kilos y 15 como máximo”.

La producción resultó “muy sentida por la intensa seca que azotó la zona a finales de primavera y comienzos de verano por segundo año consecutivo.  La situación actual es de incertidumbre y a su vez de esperanza, porque si bien la floración de verano y otoño se viene definiendo, siempre se depende del clima, pero es algo prometedora por las lluvias registradas en estos últimos días”.

En materia de sanidad, “no se reportan mayores inconvenientes actuales” pero “en la salida de primavera” hubo casos de “desabejado y en algunas colmenas cría yesificada. Con respecto a varroa se está controlando con el producto orgánico oxálico y los niveles están dentro de lo que se podría llamar normal para la época”.

Otra situación es la del “envenenamientos de colmenas” con “muchos casos de envenenamiento por insecticidas usados en monocultivos”. Se observa que muchos “apiarios quedaron improductivos por este endémico problema.  Si bien tenemos georreferenciadas los apiarios y medianamente un protocolo para las aplicaciones, para poder minimizar esto, no se están respetando en la mayoría de los casos y falta poner en funcionamiento un plan donde se pueda debidamente gestionar un plan de trabajo”, señala el informe.

Las ventas se lograron con “fuerte suba” del mercado internacional, que en estos momentos está entre U$S 2, U$S 9 y U$S 3,1 por kilo”.

MALDONADO: DISPARIDAD EN LA PRODUCCIÓN.

En Maldonado se presentan “algunas disparidades, según de que zona del departamento se trate”. Por ejemplo en el área cercana a Aiguá, “pese a la seca, las colonias han tenido un comportamiento satisfactorio; no ha habido pérdidas de colmenas”.

En la zona de alrededores de San Carlos, “la afectación por sequía determinó que los rendimientos fueran menores en un 50% a lo acostumbrado en esta época del año. En otros casos hubo pérdidas en momentos de multiplicación de colonias (mortandad de núcleos)”. Aquellos que cosecharon a fines de noviembre “obtuvieron resultados satisfactorios ya que la seca golpeó más duramente en diciembre, enero y parte de febrero”.

En otras zonas del departamento, quienes cosecharon a principios de diciembre, “dejando un buen nivel de reservas, en prevención de una larga y severa sequía, tienen miel para cosechar”.

En cuanto a ventas, “han ocurrido algunas muy comentadas por sus buenos valores: U$S 2,95 a U$S 3,00 el kilo. O sea, se ha movido la comercialización” pero se ignora “hasta cuando se sostendrán estos precios”, dice el informe.

CERRO LARGO: VARIABILIDAD EN LOS NEGOCIOS.

En Cerro Largo la falta de lluvias en primavera y verano fue “grave” y “marcó hondo en el sector apícola de la zona noreste lo que ha determinado malos estados nutricionales y en consecuencia las magras cosechas de miel de antes de fin de año 2020. En muchos casos no se ha llegado al 10% de la miel esperada”.

Las lluvias de febrero generaron “floraciones típicas como la carqueja” lo que permite que haya recuperación de colmenas y “comienza a haber algún acopio de polen y néctar”.

En esta zafra se han visto “todos los extremos del mercado, desde la casi ausencia de negocios al inicio, con precios menores en algunos casos a U$S 1, con pagos pactados a meses y condicionados por todo tipo de análisis; a finalmente casi todos los negocios al contado (incluso ‘a culata de camión’) y precios que han superado los U$S 3,05 por kilo y prácticamente al barrer en cuanto a floración y prácticamente ausencia de analítica”.

En Cerro Largo se lamenta, otra vez, por “varios episodios de mal uso de agroquímicos, en algunos casos con la muerte total de las colmenas y en otros (más comunes) la eliminación de las pecoreadoras lo que hace a esa unidad improductiva por un buen tiempo”.

ROCHA: BUEN ESTADO SANITARIO DE LAS COLMENAS.

En Rocha la sequía “golpeó muy duramente” y generó “muy baja performance productiva, en la mayoría de los apiarios” por lo cual “algunos apicultores ni siquiera pudieron cosechar en primavera”. Otros, en algunas zonas puntuales, cosecharon algo, pero muy por debajo de lo acostumbrado en esta estación”.

“El estado sanitario de las colmenas es bueno. En general se las encuentra muy pobladas, con buen acopio de polen y, en este momento con entrada de néctar, reactivándose la postura de las reinas”.

Esa “reactivación” es consecuencia de las “lluvias, temperaturas altas y fotoperiodo aún largo”, todo lo cual “ha provocado una gran explosión de la vegetación”.

“En el plano comercial” los valores rondan “el umbral de los tres dólares el kilo, que estarían pagando los exportadores”.

Los apicultores de Rocha destacaron que están “en un proceso de acordar precios de venta, de la miel fraccionada, para consumo interno, como una estrategia que evite competencias desleales”.

Compartir en: