27 de abril de 2017
Máx. Min.
Vacunos 21 de abril de 2017

Tecnología a la orden del mejor aprovechamiento del forraje para enfrentar el invierno

A diferencia del año pasado, donde se ingresó al invierno con poca disponibilidad de forraje, este año habrá mucha fibra para combatirlo.

Montevideo – TodoElCampo- Con la llegada del invierno se termina el ciclo vegetativo de la mayoría de las especies forrajeras de verano en campo natural. A diferencia del año pasado, donde se ingresó al invierno con poca disponibilidad de forraje, este año habrá mucha fibra para combatirlo.

En contacto con TodoElCampo, Gastón Magri, jefe de Producción de Cibeles, explicó que históricamente los productores ante esta situación se ponían nerviosos, “ya que el pasto seco tapaba el poco verde que nacía” y “no sabían cómo aprovecharlo”. Respecto a este último punto, comentó que las distintas categorías de animales al consumir ese pasto seco no lograban tomar la energía que poseían, por no poder hacer una correcta digestión.

Respecto a ello, informó que Cibeles encontró una solución a través del desarrollo de los Bloques Proteicos, con el objetivo de que esta tecnología promoviera a las bacterias encargadas de digerir esta fibra seca y así hacer uso de la misma en invierno, estación caracterizada por la ausencia de comida y pérdida de peso de los animales.

FUNDAMENTACIÓN

El especialista explicó que al momento que la proteína del forraje se sitúa por debajo de 8 %, las bacterias del rumen dejan de reproducirse por lo que se empieza a afectar la degradabilidad de la fibra.

En la actualidad, la mayoría de los campos naturales del país están en ese límite, “por lo que de aquí en más van a necesitar ser suplementados si no queremos perder kilos en el invierno”, aseguró Magri.

Según argumentó, son muchas las categorías que pueden ser suplementadas con esta tecnología, “pero la más típica y, donde vemos un retorno más claro, es la vaca de cría preñada”. Para poder lograr un buen ternero al parto, y que esa vaca de cría vuelva a quedar preñada, “es fundamental que no pierda estado previo al parto”. Agregó que “lo común en nuestros sistemas de cría es que los partos se concentren en primavera, por lo que el último tercio de gestación transcurre con los forrajes con su menor calidad”.

Es en ese momento, argumentó el especialista, donde se debe suplementar la vaca para aumentar un 30% el consumo de pasto seco y que llegue al parto en buenas condiciones. “Si ese vientre no es suplementado, se nos alarga el intervalo parto concepción, aumentando la probabilidad de que nos falle al entore”, apuntó.

PUESTA EN PRÁCTICA DE BLOQUES PROTEICOS

Para Magri, desde el punto de vista de los recursos humanos y de infraestructura, los productores no tienen ninguna dificultad en adoptar la tecnología de los bloques proteicos; “basta con calcular las vacas en un potrero empastado y repartir los bloques una vez, o a lo sumo dos veces por semana”, dijo.

A modo de ejemplo, manifestó que si se alimenta a 100 vacas, en donde se reparten ocho bloques por semana ubicados en los lugares donde más pasto exista, permitiría aprovechar ese aumento de consumo de fibra que registra el animal para promover el pastoreo de áreas endurecidas como bajos con canutillo, paja o fardos viejos, indicó.

PLENO MOMENTO PARA PRESUPUESTAR LOS BLOQUES

El sector se encuentra en pleno momento de ecografías y destetes, y en esta época del año desde Cibeles se trabaja habitualmente el seguimiento técnico de rodeos. En ese marco, aseguró que “es en estos momentos donde tenemos que apartar las vacas preñadas por condición corporal”. Explicó que a las vacas que estén con condición cinco, se les puede permitir disminuir “algún puntito en las reservas”, sin tener pérdidas en la preñez futura. Ya en las hembras en condición cuatro, “hay que tener cuidado”, “estas no pueden perder estado ya que si pasaran a condición tres, solamente preñaríamos un 60 %”, acotó. “Estas vacas son las que tenemos que calcular un bloque por cada una y por invierno, a un costo que este año se perfila en U$S 16”, culminó.

Compartir en: