27 de abril de 2017
Máx. Min.
Vacunos 14 de mayo de 2013

Lineamientos generales para construir una reserva de agua

Sergio De Agrela: En esta ocasión daremos lineamientos generales para la construcción de reservas de agua superficiales, aprovechando las buenas precipitaciones que se han ido dando en los últimos días.

Montevideo - Sergio De Agrela/Todoelcampo – En esta ocasión daremos unos lineamientos generales para la construcción de reservas de agua superficiales, aprovechando las buenas precipitaciones que se han ido dando en los últimos días.

ELEMENTOS PRIMORDIALES.

Para comenzar con un proyecto de estas características se debe determinar cuál es la demanda  que necesitamos y con la cual trataremos de atender el sistema productivo, ya sea agrícola o agrícola-ganadero.

El primer paso que se debe dar en el escritorio es para determinar la demanda y ver si la misma es para atender un sistema de riego, a cuáles cultivos se puede llegar a estar manejando, qué capacidad de riego puede tener esa represa y ahí hay que tener en cuenta aspectos agronómicos y climatológicos para su construcción determinando la demanda de agua que vamos a necesitar y que debemos almacenar.

Si la explotación es ganadera y se quiere calcular cuánta agua se debería almacenar para atender un rodeo de cierta cantidad de animales, se debe tomar en cuenta la cantidad de agua que un animal puede consumir diariamente dependiendo del tipo y especie, sexo y tamaño.

CÓMO CALCULAR CONSUMO DE AGUA.

Como una referencia y tomando en cuenta perdidas por evaporación, filtraciones y otras causas, se calcula que un animal consume 100 litros de agua por día, que es una cifra aproximada como para que la gente empiece a calcular la cantidad de agua que va a necesitar.

Si tenemos 100 litros de demanda de agua diarios por animal en los momentos de máximo consumo, solo se debe hacer la cuenta de la cantidad diaria requerida multiplicando esos 100 litros por las cabezas de ganado que hay para abrevar en esa reserva de agua, haciendo además una estimación del período que se necesitará asistir con el vital elemento al ganado determinando el volumen en metros cúbicos de agua necesaria. 

CÓMO DETERMINAR EL LUGAR DONDE CONSTRUIRLA.

Luego de determinada la demanda se pasa a pensar la ubicación adecuada de la reserva de agua. Allí actúan aspectos geográficos, morfológicos, topografía, tipos de suelo, sumado a la información de precipitaciones normales se puede calcular el volumen de correntía que puede tener una determinada cuenca donde se va a ubicar esa reserva, determinando la capacidad de reposición de agua que podemos tener.

Luego de determinados estos parámetros se pasaría ya a la etapa de campo sobre la cual  abundaremos en detalles en una próxima entrega ya que en la misma juegan también unos cuantos aspectos que se deben tener en cuenta para que la reserva cumpla la función para la cual fue pensada, evitando errores en algunos casos luego son irreparables.

Compartir en: