Menu
19 de abril de 2014
Ovinos
La importancia de las evaluaciones genéticas
02 de marzo de 2013 Ovinos

Paysandú - Marcelo Grattarola/Todoelcampo – Acorde con la fecha del año y ante la gran oferta de carneros de las distintas razas que se ponen a la venta en esta época es oportuno comentar el tema de las evaluaciones genéticas, trabajo que este que en Uruguay se realiza en la mayoría de las razas y con un nivel profesional muy bueno en el que participan tanto las Sociedades de Criadores, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (Sul) que dan a dichas evaluaciones un respaldo profesional.

¿Por qué se eligen hoy más animales por evaluaciones genéticas? 

Porque con los datos obtenidos se tiene más certeza sobre el animal y se define y predice de mejor forma el mérito genético del mismo.

Pongamos por ejemplo un cordero nacido en un plantel con una evaluación genética, nacido el 1º de setiembre y es un cordero único. Si al año lo queremos comparar con un cordero nacido el 10 de octubre siendo mellizo e hijo de una borrega, claramente el cordero único nacido más temprano  hijo de una oveja adulta, por sus condiciones de crianza va a ser más grande al año cuando se le haga la evaluación en la esquila. Normalmente, usando el mayor sentido común posible, lo que se hizo durante mucho tiempo con los pocos datos que había más lo que se podía apreciar, se seleccionaba el animal más grande y se refugaba el más chico sin tener la información necesaria.

¿Qué se busca con las evaluaciones genéticas?

Tener en cuenta estas diferencias, como ser el tipo de nacimiento, si es único, si es mellizo, la edad de la madre, si es borrega u oveja adulta, la época del nacimiento. El productor tiene documentado todos esos datos y nos brinda esa información por la cual nosotros podemos seleccionar los animales con más confianza y en forma más acertada.

En todos los remates que se vienen llevando adelante y en los que vendrán, se ven esos datos tanto positivos y negativos, los que dan una idea de cómo está ubicado ese animal no solo dentro del año, sino entre años, permitiendo comparar borregos nacidos en el año 2011 con carneros nacidos en el año 2009, ya que los cabañeros tienen la precaución de usar carneros padres repitiendo entre años para que se puedan relacionar las generaciones.

Hay una cantidad de información que es una lástima no utilizarla por parte del productor que compre un carnero, ya sea para un plantel o una majada general. Creemos que debería solicitarla ya que es una presión positiva que hace para quien oferta carneros moviendo las evaluaciones genéticas, ante una gran oferta de animales que siempre fueron de punta pero que ahora están mejor evaluados y que esa información está disponible en el mercado.

Usemos y confiemos en esta herramienta que nos hace avanzar más rápidamente en materia de genética, si usamos correctamente el DEP (Diferencia Esperada de Progenie) se arribará a los objetivos buscados por el productor, se progresa en las características de las majadas que busca el mismo acortando bastante el ciclo para arribar a las mismas.

Igualmente muchos productores si bien optan por el sistema de evaluación, mantienen su práctica de la apreciación visual ya que es muy difícil que compren un animal por teléfono solo apoyados en los datos del DEP. 

Para el productor eficiente hay que ofrecer mercadería de calidad y apoyada en esos datos señalados, ya que distintos productores persiguen distintos fines en sus majadas.

(Foto de Portal Económico).

Comentá esta noticia

Últimas noticias

Más de Ovinos