25 de abril de 2017
Máx. Min.
Javier García 21 de julio de 2015

La vieja mosqueta

Montevideo. No hay que ser incrdulo, sera tonto pensar que aparecen juntos cuando hay logros, que los hubo, y se acusan con el dedo cuando vienen las malas, como pasa ahora. Se vienen tiempos complejos que fueron avisados.

Montevideo-Javier García/TodoElCampo – Los tres vasos que esconden la pelotita son la forma de engañar al despistado que se cree que tiene alguna posibilidad de acertar dónde está escondida. Es una estafa monumental, hecha por quien mueve los vasitos y por otros que parecen no tener nada que ver y son parte del dolo y apuestan desde afuera haciendo entrar al distraído.

Este no la encuentra ni con GPS porque en verdad la idea es que se crea que tiene alguna posibilidad, pero nunca la va a encontrar porque es un engaño. Eso exactamente es lo que pasa con las responsabilidades en el gobierno pasado y el actual, la gente mira como la pelota pasa de uno a otro pero nunca cae en ninguno vaso. Las culpas se la pasan de Mujica a Vázquez y de este a Astori; uno se la pasa al otro, pero nunca cae en ninguno. Es un engaño para distraídos, los tres dicen “yo no la tengo”. Tremenda estafa ideológica: no es que no la tenga ninguno, la tienen los tres pero la esconden.

Dice Astori esta semana que en el período anterior faltó coordinación en las inversiones, es decir que la culpa del agujero negro de las empresas públicas es de Mujica. Y este le responde que en verdad no hay pérdida, hay una inversión histórica decidida por él, a pesar de Astori, y que la suspensión del Antel Arena es un gran error porque sería una fuente de ganancias que aquel no sabe ver. Vázquez dice que ni una cosa ni la otra, que en este período se va a hacer la más grande inversión pública, mucho mayor que la de Mujica y que lo del Antel Arena para priorizar a la Ose y sus obras. Mujica le responde que está totalmente equivocado pero que a pesar de eso va a ser flor de presidente, entre otras cosas porque está más maduro, es decir que él fue mejor presidente que Vázquez, al que le falta “boliche”.

Es todo una gran mosqueta política, donde el resto del FA apuesta por uno o por otro, pero en verdad juegan para los tres y para que caigan los incrédulos que miran.

El gobierno es de todo el FA, las decisiones que hoy comprometen la economía de las empresas públicas fue decidida por directorios que ellos tres dominaban, y Astori, que se lava las manos, era el superministro-vicepresidente y siempre profesor.

Un gobierno honrado y un país de primera fue la promesa electoral. Lo de honrado ya sabemos que Pluna mediante ya no se repite mucho. Los representantes del gobierno honrado nunca votaron en 10 años investigadoras parlamentarias (Pluna, Fondes, Asse, proyectiles de Venezuela y otras).

De a poco se ven los números de la peor gestión que se recuerde, de la cual son responsables los tres. No hay una sola ley que no haya sido respaldada por los tres mandamases del FA, legalización de la marihuana incluida que es un monumento a la improvisación y a la frivolidad, ¿o acaso Vázquez que dice no estar de acuerdo la piensa derogar? Son los organizadores de la mosqueta política. En ese juego de pasarse la pelotita ninguno se la queda y dice acá está. Les quema asumir la responsabilidad como partido.

No hay que ser incrédulo, sería tonto pensar que aparecen juntos cuando hay logros, que también los hubo, y se acusan con el dedo cuando vienen las malas, como pasa ahora. Se vienen tiempos complejos que fueron avisados, quizás cometimos la herejía de adelantar algunas cosas que están pasando. Se nos trató de alarmistas. Ahora a hacerse cargo de la pelotita y parar con la mosqueta, que en política también es una estafa.

(Foto de Presidencia).

Compartir en: