14 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 30 de Abril de 2014

La única interna

Montevideo. Javier García: "Todos miran el resultado del Partido Nacional, los ciudadanos comunes pero también los demás partidos porque saben que de lo que pase entre nosotros depende en buena medida la elección nacional".

Actualidad 30 de Abril de 2014

La única interna

Montevideo. Javier García: "Todos miran el resultado del Partido Nacional, los ciudadanos comunes pero también los demás partidos porque saben que de lo que pase entre nosotros depende en buena medida la elección nacional".

Montevideo-Javier García/TodoElCampo – Decimos mecánicamente que el próximo 1º de junio se harán “las” elecciones internas. A decir verdad elección interna hay una sola, la del Partido Nacional. Toda la atención está centrada en quien gana dentro de nuestro partido. La cosa está entre Lacalle Pou y Larrañaga. Con el máximo respeto por todos, dentro del FA sabemos que será electo Tabaré Vázquez y en el Colorado, Bordaberry. Por eso la atención se centra en el Partido Nacional.

Hay una segunda causa para ello: del resultado de esta elección depende el resultado de la elección nacional. Hay que elegir quien le puede ganar a Tabaré Vázquez. La cosa no es ganarnos entre Blancos, no tiene sentido pero tampoco es la función, va mucho más allá de eso, es elegir quien es el que puede cambiar a este gobierno. Hace un año nadie auguraba la situación actual. Los mismos que dicen que el resultado hoy es incierto son los que decían que Vázquez era número fijo. Ya ni lo dicen, ni lo piensan.

Siendo la única elección con verdadera competencia, donde se juega lo único que verdaderamente está en juego, el clima que reina hasta el momento en la campaña merece ser destacado especialmente. Los blancos tenemos fama, pero además la regamos con cosas concretas, de ser complejos en la vida interna partidaria, no más que otros aunque de nuestra interna se habla más porque entre otras cosas el Blanco es más discutidor, por suerte.

En el poco más de un mes que queda para la interna puede haber y seguramente habrá algún chispazo. Es difícil que siendo la única elección verdadera e incierta la campaña no caliente un poco. Sería ilógico lo contrario. Nosotros tenemos algunas diferencias por ideas como la baja de imputabilidad, dónde Lacalle Pou la apoya y Larrañaga no, pero en el FA es por cargos y posiciones.

La actitud que hay es la de un partido maduro y conocedor de lo que tiene por delante. El tener una campaña respetuosa que no quiere decir con falta de debate político, que en definitiva para eso está la campaña, es la clave para la etapa siguiente. Aquel dirigente que se salga de la línea va a ser castigado, porque entre los reclamos de la renovación política está la de aprender que nadie construye victorias sobre partidos divididos. Que la desunión, que abunda en el partido de gobierno aunque de ahí se hable poco, genera incertidumbre y no convoca ni a militar ni a votar por un partido así. Pero además como con los Blancos solo no alcanza para ganar, hay que tener la capacidad de convocar afuera del partido. Ese camino empieza después del 1º de junio pero se construye desde ahora.

El Partido Nacional tiene todas las posibilidades de consolidar su crecimiento si recorremos con unidad, como hasta ahora, el camino. Todos miran el resultado del Partido Nacional, los ciudadanos comunes pero también los demás partidos porque saben que de lo que pase entre nosotros depende en buena medida la elección nacional.

Falta un mes para la interna, pero ya recorrimos casi un año de campaña y vale entonces reconocer a todos los sectores y a los militantes de cada una de las listas porque nos ayudan a cuidar lo que más vale, que es la casa común. Falta poco para una noche que será el comienzo del próximo gobierno. A cuidar entre todos estos días que son la siembra hacia el próximo gobierno. Y saber que de nada vale una noche de festejos si a cambio se hipoteca la mañana siguiente.

Compartir en: