22 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 06 de Julio de 2013

Entre esquilas ovinas y pariciones vacunas

Dr. Gabriel García Pintos: en busca de la mejor producción, entre la esquila de los ovinos y las pariciones de las vaquillonas.

Actualidad 06 de Julio de 2013

Entre esquilas ovinas y pariciones vacunas

Dr. Gabriel García Pintos: en busca de la mejor producción, entre la esquila de los ovinos y las pariciones de las vaquillonas.

Solís de Mataojo - Dr. Gabriel García Pintos/TodoElCampo – Las precipitaciones de entre 20 y 35 milímetros que ocurrieron en la zona han venido muy bien tanto para cultivos como para el campo natural, seguramente estas lluvias harán despegar un poco las pasturas y romperán ese cascaron que se había formado en la tierra.

Por otra parte estas aguas generarán algún atraso en los trabajos fundamentalmente en las esquilas preparto que se estaban iniciando a buen ritmo y que en el mes de julio están en su punto más alto de trabajo.

Con las esquilas se aprovecha, además, para hacer un tratamiento preventivo contra el piojo, parásito este que en los últimos tiempos está causando muchos problemas.

También se empieza a planificar la dosificación preparto que se le dará a esos vientres y qué vacuna contra clostridiosis recibirán esas ovejas para que el cordero nazca con una buena inmunidad, ya que los corderos se vacunarán contra clostridiosis recién cuando se haga la señalada de los mismos.

PARICIONES DE LAS VAQUILLONAS.

En vacunos, comenzaron las pariciones de las vaquillonas y se están dando algunas retenciones de placenta por lo que hay que estar atentos.

En general los ganados están bien, aunque hay algunos que están sintiendo el rigor del invierno, pero los productores están suplementando tanto con fardos como con silos.

No olvidar de darles un tratamiento preferencial a las terneras que se destetan en este año para que en el primer invierno no estén perdiendo kilos porque eso se pagará más adelante, tenemos un ejemplo cercano con lo acontecido con las vaquillonas de este año que eran fruto de la seca del año anterior ya que sus índices de preñez fueron un verdadero fracaso.

Cuando se habla hoy de tener tres millones de terneros, número posible este año debido a la bonanza climática que tuvimos y que desnuda claramente que la mayor enfermedad de nuestras vacas es el hambre crónica que pasan, la preocupación mayor pasa por saber si estamos preparados para alimentar ese número de nuevos terneros y si podemos alimentar y manejar debidamente a esas vacas para volverlas a preñar,  fundamentalmente la categoría más difícil como son las vacas de segundo entore.

Foto de oberbergischer-kreis.de).

Compartir en: