23 de octubre de 2014
Máx. Min.
Agricultura 31 de enero de 2014

En permanente búsqueda para maximizar el uso del agua

Rocha. Ing. Alberto Ruiz: "La Faculta de Agronomía estudia agregar un capítulo que dé a los egresados algún conocimiento sobre agua y riego en arroz, soja, sorgo y maíz. El mejor uso del agua siempre mejora la producción".

Lascano, Rocha-Ing. Alberto Ruiz/TodoElCampo – Hace algunos días fue aprobado un proyecto conjunto presentado por la Facultad de Agronomía y los molinos arroceros sobre medición de agua, el mismo tiene una duración de 3 años y en el cual la Facultad de Agronomía, los molinos arroceros y los usuarios del agua (Asociación de Cultivadores de Arroz) probarán distintos tipos de medidores para maximizar el consumo del líquido en los cultivos que es un debe que hay hoy en el arroz.

Se evaluarán 18 equipos diferentes para adaptarlos a las necesidades nuestras desde el punto de vista práctico y económico.

La idea del proyecto es además evaluar cuánta agua se gasta y cuanta se pierde, si uno evalúa el consumo que hay en las 180.000 hectáreas sembradas de arroz y por eficiencia se mejora un 10 % su consumo, se podría plantar un 10 % más de área de arroz sin tocar absolutamente nada.

Por parte de la Faculta de Agronomía está  proyectado que dentro del programa de estudios  haya un capítulo para que los egresados de esa casa de estudios salgan sabiendo algo de agua y de riego, no solo en arroz, sino en soja, sorgo y maíz, ya que el mejor uso del agua siempre mejora la producción.

Dentro del convenio hecho con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia) se llevarán adelante jornadas informativas.

ZAFRA ATIPICA PARA EL RIEGO.

La zafra de arroz este año se desarrolló con algunos vaivenes. Comenzó en noviembre con un riego normal, sin necesidad de bañar los cultivos para nacer ya que hubo muy buenas lluvias para su nacimiento.

Diciembre fue diametralmente opuesto con una tremenda demanda de agua que si bien estaba almacenada, fue difícil poder cumplir en tiempo y forma con todos los cultivadores, se bombeó agua desde la represa de India Muerta hacia el río Cebollatí el día 30 de diciembre y ya el día 2 de enero cayeron más de 250 milímetros que cargaron nuevamente al río y su cuenca por lo que se volvió a cortar el bombeo desde la represa.

Recordemos que el sistema de India Muerta está regando 7.500 hectáreas de arroz y 2.000 hectáreas de pasturas, que con las copiosas lluvias que se vienen recibiendo se debió achicar los canales, disminuyendo el volumen de agua de los mismos calculando lo que está lloviendo.

Es en esta situación que nos encontramos con buenas reservas, lo mejor sería que no lloviera porque se hace más manejable el caudal que se debe volcar a los canales para no excedernos en cantidad y así poder maximizar el uso del vital elemento.

Compartir en: