22 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 02 de Diciembre de 2013

El manejo del agua es una necesidad extrema

Ing. Sergio De Agrela: Con las últimas muy buenas aguas recibidas y el anuncio de otro evento de precipitaciones algo más moderadas para la entrante semana es bueno ir analizando la capacidad de almacenaje que tienen nuestros suelos.

Actualidad 02 de Diciembre de 2013

El manejo del agua es una necesidad extrema

Ing. Sergio De Agrela: Con las últimas muy buenas aguas recibidas y el anuncio de otro evento de precipitaciones algo más moderadas para la entrante semana es bueno ir analizando la capacidad de almacenaje que tienen nuestros suelos.

Montevideo – Ing. Sergio De Agrela/TodoElCampo -  Con las últimas muy buenas aguas recibidas y el anuncio de otro evento de precipitaciones algo más moderadas para la entrante semana es bueno ir analizando la capacidad de almacenaje que tienen nuestros suelos.

Esa capacidad de almacenaje es muy variable según la zona del país que se analice ya nuestro suelo tiene características completamente diferentes, dándose incluso diferencias dentro de la misma chacra, debido a hay suelos superficiales con determinadas características como son los del norte del país que tiene una capacidad de almacenaje muy baja, de entre 10 y 30 milímetros, y hay otros que por la profundidad de sus perfiles tienen muy buena capacidad de almacenaje, es el caso de los de Kiyú, Libertad y algunas zonas del litoral que promedialmente pueden tener una capacidad de almacenaje de entre 80 y 100 milímetros.

Si hacemos un promedio nacional con todos los errores que el mismo puede conllevar, podemos estar hablando de unos 50 milímetros, con puntas muy distantes en los extremos mínimos y máximos.

La zona norte del país, haciendo el balance hídrico, sabiendo qué capacidad de agua puede almacenar el suelo y cuánta agua se puede extraer sin que eso signifique algún tipo de estrés para campos y cultivos, con altas temperaturas y en condiciones extremas, sólo se podría estar sin precipitaciones entre 7 a 8 días. Eso es para suelos con pocas capacidad de almacenaje que con precipitaciones continuas se saturan rápidamente, empiezan a mostrar escurrimientos, y erosiones hacia las zonas más bajas. Pero de no llover en 10 a 15 días, con altas temperaturas y condiciones de evapotranspiración por su baja capacidad de almacenaje, empiezan a mostrar rápidamente signos de deterioro.

Para evitar todo ese tipo de inconvenientes que el clima generalmente crea manejar el agua se convierte en una necesidad extrema, ya que complementar el agua que nos está faltando puede ser la clave para el éxito o el fracaso de cualquier explotación, sea del rubro que sea.

Hoy afortunadamente son cada vez más comunes las consultas de los productores ganaderos que quieren solucionar los problemas de agua para sus ganados, lo que habla de otra mentalidad empresarial para que esos faltantes no repercutan en los números finales de las explotaciones.

Cuando esos pasos se den más continuadamente habremos entrado en una nueva producción tanto agrícola como ganadera que permitirá trabajar y producir sin sobresaltos ni inconvenientes, con sistemas de producción bien estandarizados que permitan tener buenos niveles de ingresos y la seguridad de estar cubiertos antes variaciones climáticas extremas.

(Foto de Anibal Parera, tomada de Flickr - flickr.com).

Compartir en: