15 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 23 de Setiembre de 2017

Benech: tenemos un programa de soja no transgénica que abre diversas oportunidades de demanda

Valoró el marco legal de Uruguay el cual habla de coexistencia de modelos productivos y que se está proponiendo la elaboración de un plan de soja no transgénica de la que no se tiene demasiada información en comparación con la soja transgénica, expresó el jerarca.

Agricultura 23 de Setiembre de 2017

Benech: tenemos un programa de soja no transgénica que abre diversas oportunidades de demanda

Valoró el marco legal de Uruguay el cual habla de coexistencia de modelos productivos y que se está proponiendo la elaboración de un plan de soja no transgénica de la que no se tiene demasiada información en comparación con la soja transgénica, expresó el jerarca.

Montevideo – TodoElCampo – El Ing. Agr. Enzo Benech participó del proyecto Tecnología Innovadora de control de plagas en cultivo de soja donde dijo que los uruguayos debemos “poner todo nuestro ingenio en ver cómo nos diferenciamos, porque nunca vamos a competir por volumen, y si no tenemos tecnología propia no podemos esperar que nuestro vendedores nos la vendan". En INIA La Estanzuela existe un programa de soja no transgénica y esto abre diversas oportunidades de demanda a las que se debe poner pienso y en este proyecto queda en evidencia, dijo.

Ayer se llevó a cabo la presentación de resultados del proyecto Tecnología Innovadora de control de plagas en cultivo de soja del que participó el subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) Ing. Agr. Enzo Benech el decano de la Facultad de Agronomía Ing. Agr. Jorge Urioste, el vicepresidente de la Agencia Nacional de Investigación e Investigación (ANII) Dr. Santiago Dogliotti, el embajador de Francia en Uruguay Lic. Philippe Bastelica, la encargada del Área de Agentes de Control Biológico de la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA del MGAP) Lic. Bioq. Karina Punschke, el titular de Barraca Erro Sr. Jorge Erro y el encargado de innovación de Bioline Dr. Pascal Maignet.

Benech valoró la importancia que Uruguay innove debido al tamaño que tiene nuestro país. No podemos competir en volumen, dijo.

Recordó que en nuestro país funcionaba el gabinete de la innovación, una reunión de los ministros de Ganadería, Economía, Educación e Industria en la que costaba bastante definir hacia donde se quería ir. Ese gabinete escribió un documento hacia donde debía ir la investigación, hacia la innovación, por el tamaño del país

Resalto el carácter de adoptables que tienen las innovaciones planteadas en el proyecto y la importancia de la temática soja, eje de la agricultura uruguaya sobre todo en momentos en que el resto de la agricultura está teniendo algunas dificultades.

Valoró el marco legal de Uruguay el cual habla de coexistencia de modelos productivos y que se está proponiendo la elaboración de un plan de soja no transgénica de la que no se tiene demasiada información en comparación con la soja transgénica, expresó el jerarca.

"Yo creo que como país tenemos que poner todo nuestro ingenio en ver cómo nos diferenciamos, porque nunca vamos a competir por volumen, y si no tenemos tecnología propia no podemos esperar que nuestro vendedores nos la vendan", dijo.

Bench recordó que él ha sido un fuerte impulsor del programa de investigación en soja pero que luego fue abandonado. En la actualidad en INIA La Estanzuela existe un programa de soja no transgénica y esto abre diversas oportunidades de demanda a las que se debe poner pienso y en este proyecto queda en evidencia.

También indicó que a nivel internacional hay muchas oportunidades de desarrollo a nivel país, y lamentó que actualmente se cuenta con un marco legal que no se ha sabido aprovechar.

El Ing. Agr. Benech destacó el programa de manejo regional de plagas como otra de las iniciativas a celebrar que hoy hace posible que la mayoría de la fruticultura de hoja caduca cuente con baja aplicación de insecticida. Afirmó que éstas son las líneas en las que se debe trabajar, y que debe ser el Uruguay quien debe ingeniarse como país para generar tecnologías.

Finalmente señaló que ayer fue “la primera vez que yo veo que estamos generando algo alternativo distinto y que la gente lo puede adaptar y que funcione, habrá que ponerle números y ser competitivos, pero buen inicio tienen las cosas”.

En primera instancia el Ing. Agr. Pd.H. Cesar Basso realizó un breve relato acerca de los antecedentes del proyecto. Destacó que este proyecto es financiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), y llevado adelante en conjunto por Barraca Erro (Uruguay), Bioline (Francia) y Facultad de Agronomía, con el apoyo de Entoagro, una empresa que realiza ensayos de nuevos principios activos para distintos cultivos comerciales y el seguimiento de chacras de soja y maíz.

También comentó que el proyecto tuvo como objetivo generar un producto innovador que facilite la comercialización en mercados exigentes en el exterior. Se trata de un producto nuevo, diferenciado por ser soja no transgénica producida con buenas prácticas agrícolas garantizadas por trazabilidad. Se pretende la sustitución de insecticidas químicos por control de las principales plagas del cultivo por la utilización de un insecticida biológico en base a la avispa Trichogramma. "Uruguay debe tender a la generación de productos diferenciados" destacó Basso.

Acto seguido el Ing. Agr. MSci: Willy Chiaravalle, director de Entoagro, presentó la metodología y resultados del proyecto.

JORGE ERRO: FUTURO CIERTO PARA UN PRODUCCIÓN DIFERENCIADA.

Jorge Erro por su parte resaltó su gratitud hacia la Facultad de Agronomía y en particular hacia Cesar Basso por la confianza en el trabajo conjunto con su empresa.

Expresó que Barraca Erro se incorporó al proyecto en el 2005 y que una de las principales misiones de la empresa ha sido conseguir destino a los productos de sus clientes.

Hay un futuro cierto para un producción diferenciada y de bajo impacto ambiental”, dijo, y comentó que la meta final de este proyecto a largo plazo es llegar al consumo humano directo pero que aún falta mucho por lo que exhortó a continuar el trabajo conjunto y masificar la experiencia.

SOJA TRICHOGRAMMA.

El Dr. Pascal Maignet tomo la palabra y comentó que Bioline, a quien representa, es una empresa francesa de crianza de enemigos naturales con experiencia de más de 30 años en Europa. Su producto más antiguo es el Trichogramma, desarrollado para luchar contra una plaga del maíz en Francia.

Con esta experiencia se pusieron en contacto con Cesar, para poder hacer algo similar en América del Sur con la soja y pensaron que Uruguay era un buen país para iniciar este desarrollo del mercado de la soja con Trichogramma.

Hace 5 años que Bioline viene trabajando en este proyecto conjunto y a finales de este año se aguarda poder iniciar el mercado de verdad en Uruguay para la plaga de la soja.

Bioline pretende desarrollar una empresa local para tener las crianzas de Trichogramma aquí, ya que por el momento los productos son traídos de Francia, dijo Maignet

ESTAMOS SALIENDO DE LOS LABORATORIOS Y LLEGANDO A LOS PRODUCTORES”.

Karina Punschke, encargada del Área de Agentes de Control Biológico de la DGSA del MGAP recordó que dentro de los objetivos estratégicos de la DGSA se encuentra el fomento del uso responsable de los fitosanitarios así como el apoyo a las buenas prácticas agrícolas todo lo que se enmarca en el control biológico. Dijo que fue éste interés el que ha hecho que se apoye el proyecto desde el inicio, particularmente teniendo herramientas normativas y protocolos consensuados que habiliten el uso responsable del producto.

Comentó que en la jornada pasada participó de una reunión de parasitólogos, particularmente de una mesa de discusión regional sobre la importación de parasitoides para control biológico, en la que se sintió por demás orgullosa de poder comentar la experiencia y de coincidir en los avances de Uruguay al respecto son positivos. "Uruguay está dando el salto, estamos saliendo de nuestro laboratorio, de nuestra pequeña parcela de investigación y estamos llegando a los productores", comentó.

LO MEJOR QUE SE PUEDE ESPERAR DE URUGUAY-FRANCIA.

El Embajador de Francia en Uruguay Lic. Philippe Bastelica, afirmó que este proyecto representa lo mejor que se pueda esperar de una cooperación entre Uruguay y Francia.

Consideró que desde el doctorado en ciencias agronómicas del Sr. Cesar Basso en Francia hasta las pruebas recientemente realizadas en los campos uruguayos la complementariedad de la colaboración universitaria y científica franco-uruguaya así como la sinergia entre el sector público y privada fueron demostradas.

Destaco dos programas de cooperación regional que se caracterizan por su excelencia: Evaluación orientación de cooperación científica ECOS (1995) y el Programa Regional Francia, América latina, Caribe (PREFALC) del año 2003.

El embajador mencionó que la trayectoria académica y científica ha sido llevada al campo comercial a través de una relación ejemplar entre la Universidad de la República y al empresa francesa Bioline, junto a los asociados locales y la financiación de la ANII.

Finalmente Bastelica reafirmo el apoyo de la embajada de Francia en el Uruguay a las iniciativas que enriquezcan la fructífera cooperación.

EN URUGUAY NO HAY INTERACCIÓN ENTRE SECTORES QUE GENERAN CONOCIMIENTO CIENTÍFICO.

El Dr. Santiago Dogliotti de ANII subrayó que no es común en el rol de director ver los avances de los proyecto. "Muchas veces se ven las evaluaciones, si cumplen los requerimientos y luego el seguimiento queda a cargo del aparato operativo sin que los directivos tengamos la oportunidad de ver realmente como las cosas se van realizando y como se van generando impacto con los proyectos”.

Mencionó que esta iniciativa se destaca por ser ejemplo del tipo de proyecto que a ANII le interesa promover.

Agregó que esta iniciativa tiene un carácter un poco extraño ya que si bien es presentado a ANII dentro de la financiación a empresas, participan diversos actores. Es una iniciativa presentada a la agencia por Barraca Erro que trae consigo una red de actores que le da gran solidez al proyecto y que cumple con esos requisitos que son el modelo de los procesos de innovación: articular entre distintas empresas, y la academia y las empresas para generar desarrollo innovador.

Expresó que en Uruguay uno de los problemas detectados es que no hay un sistema de suficiente interacción entre los sectores que generan el conocimiento científico: la academia y las empresas que están necesitando de ideas, de conocimientos para generar procesos más eficientes, para generar nuevos productos y explorar mercados desconocidos hasta el momento.

Compartir en: