21 de Julio de 2017
Máx. Min.
Actualidad 20 de Agosto de 2013

Bendito T.V.

Javier García: "Vázquez será el candidato de Mujica, Bonomi, Topolanski, de la inseguridad, del fracaso de la educación y de una generación que no deja lugar. Pondrá cara de yo no fui, pero es".

Actualidad 20 de Agosto de 2013

Bendito T.V.

Javier García: "Vázquez será el candidato de Mujica, Bonomi, Topolanski, de la inseguridad, del fracaso de la educación y de una generación que no deja lugar. Pondrá cara de yo no fui, pero es".

Javier García /TodoElCampo - A pesar de lo sabido, la decisión de Tabaré Vázquez de ser candidato produjo un enorme suspiro de alivio en el FA. Desde filas de los demás partidos surgieron críticas y opiniones diversas, incluso marcando algo que objetivamente fue cierto como la coincidencia de esta proclamación con los hechos trágicos de la semana pasada con el objetivo de distraer la atención pública de la inseguridad y sacar el tema de los medios.

Nosotros tenemos otra opinión. El candidato del FA es un tema del FA, no nuestro. Es un tema interno de esa fuerza. Hablar mucho de ello significa darle una importancia que es la que se estaba buscando y que le hace bien al FA y no a quienes tenemos la voluntad de ganarle la elección. No le demos la importancia que quieren adjudicarse transformando casi que la elección del candidato en la confirmación de que será efectivamente el próximo presidente. Para serlo deberá ganar primero la elección y para eso falta. Y además por la forma y por el fondo nos parece una buena cosa que finalmente el candidato del oficialismo sea efectivamente el ex presidente. Es el mejor para ganarle la elección.

Primero la forma. A partir del otro día se acabó aquello de que en la izquierda las decisiones emanan de abajo hacia arriba, de los comités de base, plenarios y congresos que como un árbol por sus ramas llevan de abajo hacia arriba cada decisión. Esta fue una decisión personal, comunicada desde el living de su casa al consejo de caciques por el jefe de la tribu. Salieron media docena de dirigentes a comunicar lo que el jefe les había transmitido. Es tan poca la cultura de la participación que incluso debaten si habrá candidaturas múltiples, es decir si se aceptará que alguien desafíe al mandamás. Es una cosa bien particular que se discuta si para una elección puede haber o no más de un candidato. Si no lo hay entonces no es una elección.

Es bien distinto a lo que pasará en el Partido Nacional donde el candidato no surgirá de un living, sino de las urnas. No habrá reunión de cúpulas sino simplemente la voluntad de ciento de miles de uruguayos que decidirán. Esto es democracia y participación real. Es el living contra la urna.

Lo segundo es de fondo. Tabaré Vázquez, con sus luces y sus sombras, es el último exponente de una generación de dirigentes políticos que nacidos todos en torno a 1940 marcaron el primer cuarto de siglo post dictadura. Sanguinetti, Lacalle, Batlle, Vázquez y Mujica, sucesivamente, presidieron Uruguay y hasta dos veces Sanguinetti. Protagonizaron todas las elecciones post dictadura. Cada cual con sus características, pero todos nacidos en la primera mitad del siglo pasado, rica en generar uruguayos que incidieron no solo en la política, también en la cultura y las artes. La elección entonces, y por eso lo positivo, será entre dos proyectos generacionales también, entre la restauración de esa visión o la renovación generacional. Es blanco sobre negro. Reiterar el camino conservador de un liderazgo representativo de esa generación o avanzar, abrir la cancha al recambio generacional y una visión moderna e integrada al siglo XXI. En este caso es conservadores contra progresistas. Se acabaron los versos.

Con él no hay dudas. Vázquez será el candidato de Mujica, Bonomi, Topolanski, de la inseguridad, del fracaso de la educación y de una generación que no deja lugar. Pondrá cara de yo no fui, pero es.

(Foto de Tabaré Vázquez con una de las visitas más importantes que recibiera durante su presidencia 2005-2009, el presidente de Estados Unidos, George Bush. Foto de Subrayado).

Compartir en: