27 de abril de 2017
Máx. Min.
Jorge Andres Rodriguez 03 de marzo de 2014

¡Decretazo!

Aplicación a raja tabla de Decreto 560/003 que hace referencia al transporte de cargas peligrosas en las rutas nacionales, es cuestionado por productores.

Soriano-Jorge Andres Rodriguez / TodoelCampo- Está vigente el Decreto 560/003 desde el 2004, que hace referencia al transporte de cargas peligrosas en las rutas nacionales y su objetivo fue nivelar a nuestro país con la normativa del Mercosur. Pero a pesar de que tiene ya casi diez años, nunca se controló hasta ahora que de golpe se decidió salir a aplicarla. Esa acción provocó  bastante incomodidad y perjuicios a los productores, con multas onerosas que van hasta veinte unidades reajustables.

En el caso de del transporte de agroquímicos, sabemos que la reglamentación está, pero nunca se controló y ahora se hace de golpe realizando exigencias que van más allá del Decreto. En el 2008 fue modificado, para suavizar y marcar límites mínimos a productos en los cuales no habría que cumplir, para no perjudicar a alguien que va con un bidón de glifosato en la camioneta o de combustible. Sin embargo el Decreto se ha estado aplicando a raja tabla como era en su comienzo y eso complica mucho.  

Se está exigiendo ciertas características del vehículo y un permiso que se obtiene a través de una capacitación paga de manejo de sustancias peligrosas. Eso en el caso agropecuario se pisa con el ya existente carnet de aplicador que pide el MGAP (Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca). Por si eso fuera poco, por las dudas de un eventual accidente, el acompañante también tiene que tener la capacitación. Por ende, si uno se cruza con alguien conocido en la ruta, no lo puede levantar si no tiene esa habilitación. 

Cuando uno lee la reglamentación, se da cuenta que está bien lo que dice, pero a la hora de aplicarla no es así. Me Pregunto cuándo transportan los insecticidas desde Montevideo hacia todo el país, ¿ese chofer tiene el permiso que a nosotros nos exigen? Entonces es necesario un poco de criterio, sino me van a multar por llevar un pomo de pasta de dientes en el auto.

Por suerte pudimos dialogar con el MGAP que se puso a la orden para pensar junto al MTOP (Ministerio de Transporte y Obras Públicas) hasta dónde debería llegar ésta aplicación. 

Manifestamos la necesidad de plazos, y se logró, para que se haga una buena difusión y  den tiempo para la capacitación adecuada, ya que los cursos están desbordados.

Compartir en: