21 de Noviembre de 2019
Máx. Min.
Lechería 20 de Setiembre de 2019

El cierre de Conaprole San Carlos “no va a perjudicar al productor”

Es muy triste cuando se ve a productores jóvenes que tienen potencial y que son eficientes, pero terminan abandonando el rubro porque no ven perspectivas favorables.

Lechería 20 de Setiembre de 2019

El cierre de Conaprole San Carlos “no va a perjudicar al productor”

Es muy triste cuando se ve a productores jóvenes que tienen potencial y que son eficientes, pero terminan abandonando el rubro porque no ven perspectivas favorables.

Montevideo – TodoElCampo – El productor Jorge Noguez, integrante de la Zonal Este de la ANPL y presidente de la Asociación de Productores de Leche de Maldonado, dijo que el cierre de la planta de Conaprole ubicada en San Carlos “no va a perjudicar al productor”, la leche se continuará recolectando y no habrá aumento de fletes, aseguró. Destacó la pérdida de productores y la  importancia del sector como generadora de divisas.

El siguiente es el artículo completo publicado en la revista ANPL en su última edición correspondiente al mes de agosto.

LA PERDIDA DE PRODUCTORES ES MUY ALTA  

La zona este del país ha sido una de las que más productores lecheros ha perdido, nucleando hoy a 63 tambos con una producción de 130.000 litros de leche por día. Jorge Noguez, presidente de la Asociación de Productores de Leche de Maldonado (Aplema) e integrante de la Zonal Este de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) explicó que hace unos años, solamente en los departamentos de Rocha y Maldonado había más de 150 tambos mientras que hoy apenas llegan a 40. Esto se debe a la falta de recambio generacional y a los problemas de rentabi- lidad que tiene el sector.

La Zonal Este abarca los departamentos de Rocha, Maldonado, Treinta y Tres y el este de Canelones. Noguez explicó que se trata de un área considerada extra cuenca ya que tiene menor cantidad de tambos que los departamentos de Florida o Colonia. Explicó que en Treinta y Tres, por ejemplo, solamente hay dos tambos, aunque resaltó que éstos son muy eficientes y considerados de los mejores de la zona.

“Se trata de establecimientos de medianos a grandes, con buenos indicadores productivos. En el este de Canelones, en tanto, hay más tambos pero son más variables en cuanto a la producción. En Maldonado y Rocha, la mayoría son productores familiares con tambos chicos. Además, Rocha tiene la particularidad de aún tener dos de los ocho tambos de grupo neozelandés, los cuales aportan un volumen importante de leche”, explicó.

A su vez, salvo en Treinta y Tres donde se han mantenido los dos tambos existentes, en el resto de los departamentos hanbajado y la perspectiva es que continúe esa tendencia. “Sucede lo mismo que en otras zonas del país; estamos en un rubro en el que tenemos un precio en pesos que en los últimos 5 años no ha tenido variaciones y con aumento de costos importantes”.

Destacó que, si bien la suba del valor del dólar es importante para las exportaciones, para el tambero que cobra en pesos y compra sus insumos en dólares, es negativa. “El gasoil es muy caro, los salarios han aumentado y la carga social también. Cuando se mete todo en el paquete, es decir, el combustible, la semilla, la ración, los concentrados, las reservas, etc. son una cantidad de costos que tiene que pagar el productor con la leche que produce y no le queda nada. Incluso muchas veces hay un saldo negativo”, alertó Noguez.

Para el presidente de Aplema e integrante de ANPL, es muy triste cuando se ve a productores jóvenes que tienen potencial y que son eficientes, pero terminan abandonando el rubro porque no ven perspectivas favorables. “Es una pena que dejen el sector pero lo hacen porque es una actividad muy sacrificada en la que no hay feriados ni domingos, y llueva o truene hay que ordeñar y darles de comer a las vacas. Cuando ven que pasa el tiempo y no hay una mejora sustancial, terminan optando por hacer un cambio de rubro de explotación”.

Noguez asegura que la mayoría se pasa a la ganadería, rubro que atraviesa un momento favorable, con buenos mercados, un precio del dólar que lo favorece porque la carne se vende en dólares y tiene menos costos que la lechería. “Además, se maneja menos personal, tiene menores gastos de combustible y si bien tiene menos producción por hectárea, obtiene un margen mayor. Por más que sean áreas chicas se inclinan por la ganadería de carne porque a su vez, pueden arrendar un campo no necesariamente pegado, y seguir creciendo en área con rentas razonables”.

Por otro lado Noguez se refirió al cierre de la planta de Conaprole ubicada en Camino de los Ceibos, San Carlos. “Esto no va a perjudicar al productor porque la leche se va a seguir recolectando y no habrá aumento de fletes. La decisión obedece a mejorar la eficiencia de Conaprole porque si siguiera operando, deberían hacerse inversiones”. A su entender, este cierre permitirá un ahorro que posteriormente se trasladará en precio al productor.

“Todo ayuda porque el productor está pasando un momento que es de regular a malo”. Aseguró que, si bien aún estamos en el peor momento del año que es el invierno, ya se está apuntando a la primavera que es “la zafra del tambo” porque hay pasturas, se produce más leche y con menos costos. “En esa época se busca hacer la diferencia para pagar las cuentas e invertir para el futuro.

Es algo continuo; cuando uno está en la rueda no se puede salir y siempre se apunta a mejorar. En el caso del tambo, después de que se cierra difícilmente se vuelva a abrir porque hay muchos factores que en otros rubros no se dan.

Uno siempre trata de aguantar lo máximo esperando que la situación cambie. Todos somos de la idea de que va a mejorar”.

Para Noguez, si se nos compara con nuestros competidores, salvo en materia de costos, somos eficientes. Además, resaltó la pertenencia a una cooperativa como lo es Conaprole, considerada una de las empresas privadas más importantes del país y que es “el buque insignia de Uruguay frente al mundo”.

Sobre el apoyo del gobierno, el integrante de la Zonal Este de ANPL sostuvo que recién ahora se ha logrado avanzar con una herramienta financiera que realmente ayude al productor, cuyo decreto se firmó recientemente. “El gobierno se ha dado cuenta de la gravedad de la situación del sector y está poniendo más fuerza para apoyarlo”. De todas formas, sostuvo que resta avanzar en el cobro de lo adeudado por Venezuela, aspecto que seguramente quede en manos del próximo gobierno.

Para Noguez, hay cuestiones de costo país que no se solucionan en el corto plazo, pero es fundamental que el próximo gobierno se ocupe de este asunto ya que hoy el sector no es competitivo al compararlo con productores de otros países por los altos costos internos. Además, resaltó la importancia de poder contar con créditos blandos, con bajas tasas y plazos extensos ya que la lechería debe pensarse a largo plazo.

“Es importante que, al que le toque gobernar, tenga conciencia de que somos importantes como generadores de divisas para el país, pero también en el entrabado social porque muchos productores son familiares. Somos un sector que da mucho trabajo y que mueve muchos servicios”, sentenció.

Compartir en: