12 de Diciembre de 2019
Máx. Min.
Vacunos 21 de Noviembre de 2019

Detectan en Argentina virus similar al de la fiebre aftosa

Al comenzar la infección el virus (presente en Brasil y ahora también en Argentina) genera vesículas y lesiones, llagas en los labios, lengua, encías y paladar, por lo que en esa etapa de la enfermedad puede confundirse con la aftosa.

Vacunos 21 de Noviembre de 2019

Detectan en Argentina virus similar al de la fiebre aftosa

Al comenzar la infección el virus (presente en Brasil y ahora también en Argentina) genera vesículas y lesiones, llagas en los labios, lengua, encías y paladar, por lo que en esa etapa de la enfermedad puede confundirse con la aftosa.

Buenos Aires, Argentina – TodoElCampo – El virus de estomatitis papular bovina fue ubicado en la provincia de Salta al norte de Argentina, limítrofe con Paraguay, Bolivia y Chile.  La investigadora del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar, Andrea Peralta (foto), se refirió a la detección del virus y explicó los síntomas y las diferencias con la aftosa. Dijo que se trata de una zoonosis ocupacional de fácil prevención, y que de los países del continente el virus sólo ha sido reportado en Brasil.

La profesional señaló que el virus se identificó en vacunos que presentaron una situación “similar a la aftosa”.

Ante la alarma se consultaron técnicos de INTA, “los animales fueron revisados y se tomaron muestras de las lesiones en los terneros. INTA Castelar las analizó mediante fracción de ácidos nucleicos para determinar qué agente viral era el causante de las lesiones y así se llegó al diagnóstico molecular y así poder identificar el virus responsable”.

LOS SÍNTOMAS.

Al comenzar la infección el virus genera vesículas y lesiones, llagas en los labios, la lengua, encías y paladar. “Por lo tanto las lesiones que presenta en los primeros estadios son muy similares a los de la fiebre aftosa”, advirtió.

Sin embargo, “a medida que avanza la infección y las llagas se vayan cerrando o estallando se generan lesiones que se diferencian perfectamente bien de la aftosa y no hay forma de confundirse, son lesiones que parecen ser de herradura de caballo en la lengua o el paladar de los bovinos”.

“Únicamente en los primer estadios de la infección es que se puede llegar a confundir con aftosa, pero avanzada la infección ya se distingue perfectamente”, destacó Peralta.

AFECTA A SERES HUMANOS.

Otra diferencia que tiene el virus de estomatitis papular bovina con la aftosa, es que ésta última no afecta a los humanos, pero la primera sí. “Sin embargo en el humano la infección queda restringida al punto de contacto”, o sea “las manos del operador que por lo general es el veterinario o el personal de campo que es el que entra en contacto con las lesiones de los animales” enfermos.

Por ese motivo es un virus calificado como “zoonosis ocupacional”.

LOS CUIDADOS.

Para los animales, en caso de aparecer la enfermedad “hay que separar a los animales infectados de los sanos” porque es un virus de fácil contagio a través del contacto entre animales.

“En lo posible hay que desinfectar las lesiones de los animales con una solución de yodo diluida, y las instalaciones”, recomendó.

Para los humanos “hay una protección básica que es la utilización de guantes, esa media de protección es suficiente para evitar cualquier tipo de contagio”.

OTROS PAISES.

Es un virus que está en Brasil y en ese país está “bien caracterizado”, y podría estar presente en otros países del continente aunque no ha sido reportado, por lo que Argentina sería el segundo de la región y todo el continente en poseerlo.

Las declaraciones de Peralta fueron realizadas al Podcasts INTA Informa.

Foto INTA.

Compartir en: