22 de Setiembre de 2020
Máx. Min.
Economía 07 de Agosto de 2020

Cr. Soto: Uruguay debe trabajar muchísimo en la diversificación de los mercados

La caída de las exportaciones a China no se explica sólo por la pandemia, yo diría que hay otros elementos que llaman la atención porque China no le está comprando menos al mundo, le está comprando menos a Uruguay. Ese es un tema para analizar.

Economía 07 de Agosto de 2020

Cr. Soto: Uruguay debe trabajar muchísimo en la diversificación de los mercados

La caída de las exportaciones a China no se explica sólo por la pandemia, yo diría que hay otros elementos que llaman la atención porque China no le está comprando menos al mundo, le está comprando menos a Uruguay. Ese es un tema para analizar.

Montevideo – TodoElCampo – El Cr. Marcos Soto de Cibils Soto Consultores (CSC) analizó el comportamiento de las exportaciones de Uruguay que han registrado una fuerte caída para un año normal, pero en el marco de la pandemia y según las estimaciones de la Organización Mundial del Comercio las colaciones uruguayas retrocedieron en guarismos “más tolerables”. Además se refirió a las menores compras de China y cómo Uruguay puede sacar provecho de esa situación diversificando destinos.

“Los uruguayos no hemos medido en su real dimensión lo que nos está ocurriendo”, dijo Soto en declaraciones al programa Diario Rural (radio Rural), y agregó que “2020 va a ser un año que va a ser recordado como un hito en muchos aspectos, no solo por el dolor humano debido a la pandemia, sino también por el estrés de todas las economías”, dos fenómenos que se dan con “profundidad” y  “simultaneidad”.

Era de esperar que “el comercio internacional menguara y que las exportaciones uruguayas cayeran”. En ese sentido la Organización Mundial de Comercio (OMC) “estima que este año el intercambio internacional de bienes va a caer entre un 13 % y 32 %”, esto es que “si estamos en caídas cerca del 13 % estamos en un escenario más optimista; pero si la caída supera el 35 % o 30 % el escenario es de los peores”, explicó.

Dicho de otra forma, una caída del 13 % o 15 % son demasiado pronunciadas en un año normal, pero en una situación como la actual “son más tolerables” a pesar de los efectos negativos que tengan para toda la cadena productiva.

En los primeros siete meses del año, las exportaciones de Uruguay cayeron un 16,7 % en comparación con igual período de 2019. “Eso quiere decir que estamos más cerca de la cota inferior (del 13 %), que de la caída del 32 %”. Habrá que ver cómo se comporta el mercado exterior los próximos 5 meses “pero a priori las exportaciones uruguayas están cayendo  en ese entorno del 16 %”; un guarismo que “implica 900 millones de dólares menos exportados, con los problemas que eso genera”, porque las colocaciones en el exterior “son resultado de un sin fin  de procesos, pasos productivos y valor agregado en el medio, de las diferentes cadenas”.

Por lo tanto “vemos con cierta cautela” lo que sucede con las exportaciones, porque “es una caída pronunciada, pero más cercana esa cota inferior que se prevé” por la OMC.

EL COMPORTAMIENTO DE CHINA: NO ES QUE COMPRE MENOS AL MUNDO, LE COMPRA MENOS A URUGUAY

Además hay “procesos que llaman la atención”, por ejemplo “China es nuestro principal mercado de exportación, pero esas exportaciones están cayendo mucho, más del 40 %, es un desplome”, que además “no se explica sólo por la pandemia, yo diría que hay otros elementos a tomar en cuenta y que son llamadores de atención para nuestra producción porque China no le está comprando menos al mundo, le está comprando menos a Uruguay. Ese es un tema para analizar y dimensionarlo en sus reales efectos”, subrayó el Cr. Soto.

“Las exportaciones a China caen porque cae la carne y la soja, y esto no es porque compre menos carne al mundo, sino que compra menos carne a Uruguay. China compra más carne y sigue creciendo la demanda china” por lo que “estamos viviendo un desplazamiento por competidores nuestros (por ejemplo Argentina y Brasil) que están entrando a China en mejores condiciones que nosotros”, advirtió.

“Uruguay entraba con cierto privilegio a China por su estatus sanitario” que es “una ventaja comparativa frente al resto, pero esa ventaja comparativa fue igualada por Brasil donde se habilitaron varias plantas, y lo que pasa es que la competencia se multiplica rápidamente y a volumen Uruguay no puede competir”.

Cuando nos igualan en la sanidad, “la oferta de Brasil se multiplica y les permite entrar (a China) en otras condiciones, con otra escala, otros costos, y otros precios”, señalo. “A igual condición, pero distinto precio, van a elegir lo que sale más barato”.

Eso que sucede “es multifactorial”. Se debe “al rodeo un poco menguado que tenemos en Uruguay lo que genera poca materia prima y eso hace que el novillo esté caro comparado con la región”, y se deben “sumar los costos internos”.

LAS LUCES VERDES QUE TIENE URUGUAY: DIVERSIFICAR.

Que China nos compre menos puede tener un resultado positivo a Uruguay si trabaja en el sentido y la forma correcta.

El socio de CSC consideró que “los procesos de redireccionar no son tan fáciles, sin embargo ahí podemos ver luces verdes y que quizá lo positivo de esto sea la diversificación de los mercados de exportación de Uruguay”.

“Esa diversificación tiene un costo, el de cambiar los mercados, dejar de exportar a China y ver dónde colocar”, apuntó.

Ya estamos en ese proceso que es “virtuoso porque si el año pasado a esta altura el 30 % de las exportaciones iban a China, hoy es el 15 %, la torta se reparte diferente y cuando se da ese reparto diferente diversificamos los riesgos. Eso es saludable” porque da dinamismo al mercado.

En julio las exportaciones a Estados Unidos “se duplican” respecto julio de 2019 “explicado por la carne, es carne que no colocamos en China y se redireccionó a Estados Unidos, a Canadá”.

DIVERSIDAD EN LA OFERTA A CHINA.

Otro punto positivo es la creciente penetración de productos lácteos uruguayos en China. Ese país es el principal comprador de leche en polvo, pero no le compraba a Uruguay, por eso “es interesante diversificar nuestra entrada a ese país”, dijo el analista.

DESAFÍOS.

Soto concluyó destacando los desafíos de Uruguay. En ese sentido mencionó “el crecimiento del rodeo, en trabajar costos internos y sobre todo trabajar muchísimo en la diversificación de los mercados porque si cae un destino o nos desplazan, enseguida podremos entrar en otros. Uruguay no puede jugar al volumen sino a la calidad, aportar productos calidad premium por el cual nos paguen”.

Compartir en: