30 de Noviembre de 2020
Máx. Min.
Economía 30 de Setiembre de 2020

China va por Argentina, ¿qué hará Uruguay?

El líder chino Xi Jinping ha dialogado por separado con los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, el peor escenario para los países del Mercosur, negociar por separado y exponiendo debilidades, en lugar de hacerlo como bloque compacto.

Economía 30 de Setiembre de 2020

China va por Argentina, ¿qué hará Uruguay?

El líder chino Xi Jinping ha dialogado por separado con los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, el peor escenario para los países del Mercosur, negociar por separado y exponiendo debilidades, en lugar de hacerlo como bloque compacto.

Hébert Dell’Onte Larrosa – Montevideo – TodoElCampo – El título es capcioso, pero tiene parte de verdad. El sistema capitalista que aplica China sabe que el mundo está cambiando y que necesita asegurarse socios comerciales estratégicos, y ¿qué más estratégico que aquellos países que producen alimentos? América Latina los produce y en muy buena calidad, y dentro del continente, el Mercosur.

Ayer el presidente argentino Alberto Fernández habló telefónicamente con el gobernante chino Xi Jinping por unos 40 minutos. “Queremos que más productos argentinos y con mayor valor agregado ingresen a China”, dijo el mandatario asiático en una clara señal de voluntad de apertura de mercado. Además propuso que Fernández colabore en lograr mejorar los vínculos de China con América Latina y el Mercosur

Presidencia argentina informó que entre los temas tratados estuvo la necesidad de vigorizar el trabajo de ambas naciones y los vínculos de China con Latinoamérica y el Mercosur, para lo cual pidió la colaboración de Fernández. Fue una “conversación positiva”, se comentó desde la Casa Rosada, sede el gobierno argentino.

Otro punto a destacar del diálogo es cuando el asiático plateó al mandatario argentino la colaboración para fortalecer los vínculos de China con América Latina, el Caribe y particularmente el Mercosur.

¿QUÉ PAPEL DEBE JUGAR URUGUAY?

Está claro que China está apuntando a un mayor relacionamiento con Argentina y a su vez usar a ésta como trampolín para el continente y el Mercosur. La pregunta es ¿qué papel puede jugar Uruguay en esa pulseada comercial/política que puede ser trascendente en los próximos tiempos tan inciertos?

En lo comercial no cabe duda que China es un socio comercial clave, y sería una buena señal para cualquier país el avanzar en un acuerdo con dicha potencia.

El diálogo que Xi Jinping mantuvo ayer con Fernández ya lo tuvo, hace cuatro semanas, con el presidente Dr. Luis Lacalle, y antes también ha hablado telefónicamente con el presidente de Brasil Jair Bolsonaro.

El presidente uruguayo valoró “la señal” de China de “profundizar las importaciones” de productos uruguayos, lo que es “una muy buena noticia para el país”. Asimismo manejó la necesidad de llegar obtener “cuotas” y pagar “menos aranceles” mientras se trabaja en acuerdos comerciales que duran años en obtenerse.

POLÍTICA DE ESTADO

El acercamiento de Uruguay con China es una de las políticas de Estado (de las que tanto se reclaman) que nuestro país desarrolla desde la primera presidencia del Dr. Julio Sanguinetti (1985-1990), profundizada luego por los gobiernos posteriores y continuada con el actual.

Es lógico que así sea dada la importancia que tiene China como destino de nuestras exportaciones y en consecuencia los ingresos que genera.

Según el último informe de la Unión de Exportadores del Uruguay, en agosto China fue el principal cliente de Uruguay con compras por U$S 153.265.181, representando el 24,36 % del total del comercio exterior.

Entre enero y agosto de 2020 las exportaciones sólo a China suman U$S 833.002.924; y en el último año móvil (setiembre 2019 a agosto 2020) ingresaron a Uruguay desde China U$S 1.587.284.488. Cualquiera sea la medición, China siempre encabeza las exportaciones uruguayas.

DIVIDIDOS Y DEBILITADOS

La crisis global causada, entre otras razones por la pandemia y el enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China, apura a países como el nuestro la necesidad de incrementar sus vínculos con otros para no perder ninguna posibilidad de mejorar las condiciones de nuestras exportaciones. Pero para países como China, significa la necesidad de ampliar los acuerdos que le permitan y aseguren el acceso a alimentos, es ahí donde Uruguay y el Mercosur juegan un rol clave.

A China le da lo mismo si es Argentina, Uruguay o incluso Brasil (el caso de Paraguay es diferente porque mantiene comercio con Taiwán) el país que le abra las puertas del continente y del Mercosur, por eso mantiene diálogos con todos, pero por separado. Sin embargo no ocurre lo mismo a la inversa ya que cualquiera de estas economías, y sobre todo la nuestra, es demasiado pequeña y eso nos coloca en una posición de debilidad.

Es un contrasentido que siendo aquel un destino clave de nuestras producciones, al que anualmente le vendemos millones en productos, no seamos capaces de unificar criterios como bloque comercial que somos. Esa incapacidad del Mercosur no solo nos perjudica como bloque, también como países individuales, y China se mueve a sus anchas haciendo valer el peso de su tamaño.

Si los países miembros del Mercosur estuvieran a la altura unificarían sus conversaciones con China, y con eso fortalecerían sus condiciones para negociar, pero eso parece difícil de lograr.

Foto Urgente 24.

Compartir en: