25 de Junio de 2018
Máx. Min.
Agricultura 01 de Marzo de 2018

Campo Limpio y Dinama logran apoyo de la FAO para gestión de envases y plaguicidas

En breve comienza una consultoría con la academia en el área médica y química para identificar biomarcadores de exposición humana a plaguicidas de uso agrícola, aplicables en el Uruguay.

Agricultura 01 de Marzo de 2018

Campo Limpio y Dinama logran apoyo de la FAO para gestión de envases y plaguicidas

En breve comienza una consultoría con la academia en el área médica y química para identificar biomarcadores de exposición humana a plaguicidas de uso agrícola, aplicables en el Uruguay.

Montevideo – TodoElCampo – La organización civil Campo Limpio expandió la red de recolección, lavado y procesamiento de envases de plaguicidas con equipamiento y asesoramiento para explorar nuevas alternativas en la gestión de envases brindados por un proyecto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Además, un Plan de Gestión de Existencia de Obsoletos fue presentado a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medioambiente de Uruguay.

Estos son dos de los primeros resultados alcanzados por un proyecto de FAO financiado por el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) que está en marcha desde 2016, a pedido de Uruguay.

La Dinama lidera el proyecto, pero también son contrapartes de la FAO en esta iniciativa la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la División de Salud Ambiental y Ocupacional del Ministerio de Salud.

El Plan de gestión de obsoletos, previsto en el Decreto 152/013, fue sometido en diciembre a la Dinama para su aprobación y es un eslabón de esta iniciativa enfocada en una gestión ambientalmente adecuada de agroquímicos en la agricultura, en el marco de la cual se desempeña un equipo de consultores técnicos contratados por la FAO.

Con ese propósito, el proyecto atiende tanto la gestión medioambiental, como el uso y la producción, pero además apunta a una mejora y fortalecimiento de la normativa, así como de la gestión de residuos y envases.

Integrantes del sector privado comercializador de agroquímicos, productores agropecuarios, distintos actores de la sociedad civil organizada y la academia, participan de los distintos abordajes que tiene esta iniciativa.

El oficial a cargo de la representación de la FAO en nuestro país, Vicente Plata, dijo que es necesario “evitar el uso sistemático de plaguicidas y realizar aplicaciones únicamente cuando son necesarias, con las dosis y los productos adecuados, y en los momentos correspondientes, cuidando el medio ambiente y la salud”.

Gracias a un uso inteligente de los agroquímicos, se preserva la inocuidad de los alimentos que llegan a los hogares y el productor cuida de la salud del consumidor y preserva al medio ambiente, que son sus fuentes de trabajo”, agregó Plata.

DEL PAPEL AL CAMPO: ALGUNAS ACCIONES CONCRETAS.

Junto a académicos, actores productivos y en el marco de otras consultorías, se busca validar técnicas de manejo de cultivos que permitan una mejor gestión y uso más eficiente de plaguicidas. Se está atendiendo tanto la agricultura extensiva como la horti-fruticultura.

Con ese objetivo, el proyecto evalúa el impacto de cultivos de cobertura en el control de malezas y se realizó un trabajo de campo, en acuerdo con Facultad de Agronomía, en predios obtenidos a través de la Mesa Tecnológica de Oleaginosos.

Por otro lado, se avanza en una guía de prevención sobre la salud y ambiente y acción ante incidentes/accidentes, vinculados a las actividades de campo con plaguicidas.

En el marco de una Carta de Acuerdo con la Facultad de Química de la Universidad de la República (Udelar), se va a testear, en predios comerciales, la eficiencia del uso de lechos biológicos para eliminar o reducir los residuos de plaguicidas.

Otra Carta de Acuerdo con la Udelar permite que se esté desarrollando un Programa de Monitoreo de Plaguicidas, con mediciones de plaguicidas en agua, sedimento y peces, para fortalecer la capacidad institucional de la Dinama y acordar un protocolo aplicable luego a otras cuencas.

Con la Dirección General de la Granja (Digegra) y en el marco de una carta de Apoyo de la que también es partícipe la Facultad de Agronomía, también se trabaja en evaluar y difundir entre los productores, el uso de agentes biológicos (hongos, por ejemplo) como métodos alternativos de control de plagas.

Por otro lado, a través de una consultoría internacional, las contrapartes del proyecto están trabajando en la mejora de la Evaluación de Riesgo Ambiental del Registro Nacional de Plaguicidas.

En breve comienza una consultoría con la academia en el área médica y química para identificar biomarcadores de exposición humana a plaguicidas de uso agrícola, aplicables en el Uruguay.

Por último, con el fin de mejorar las capacidades analíticas a nivel de plaguicidas en Uruguay, se acordó trabajar en la validación y acreditación de técnicas para que laboratorios de la Dinama y la DGSA dispongan de mejores herramientas y métodos de evaluación, buscando armonizar criterios, para el análisis de residuos.

Todas éstas y otras acciones implican un trabajo interdisciplinario conjunto en aras del objetivo común de lograr un uso más racional de los plaguicidas, desde el punto de vista ambiental, técnico, económico y de la salud.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA.

Más sobre el proyecto: Aqui

Instancias internacionales sobre plaguicidas:

Reunión Conjunta FAO/OMS sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR) – en el marco del Codex Alimentarius: Aqui

Informe 2017 de la JMPR: Aqui

Convenio de Rotterdam: Aqui

(Fuente FAO).

(Foto camión con envases a Campo Limpio; foto Twitter Ricardo Bachmann).

Compartir en: