30 de Mayo de 2020
Máx. Min.
Apicultura 22 de Mayo de 2020

Apicultores obtuvieron primera certificación mundial de producción con origen forestal sostenible

El certificado de cadena de custodia avala que la producción de miel producida en campos de UPM sea declarada y etiquetada como miel 100 % certificada PEFC.

Apicultura 22 de Mayo de 2020

Apicultores obtuvieron primera certificación mundial de producción con origen forestal sostenible

El certificado de cadena de custodia avala que la producción de miel producida en campos de UPM sea declarada y etiquetada como miel 100 % certificada PEFC.

Fray Bentos, Río Negro – TodoElCampo – Cinco productores uruguayos y el Grupo Apícola Paysandú que integran otros siete apicultores, recibieron la primera certificación mundial de cadena de custodia de producción apícola de origen forestal sostenible. Se trata de una iniciativa que beneficia a pequeños productores apícolas en su formalización, profesionalización, incorporación de tecnologías productivas (tipificación, análisis de calidad, etc.), capacitación, generación de escala y acceso a nuevos mercados.

El reconocimiento se realiza bajo el impulso de UPM Forestal Oriental y PEFC Uruguay (Programme for the Endorsement of Forest Certification) y fue alcanzado por los productores como el Grupo Apícola Paysandú luego de participar de un plan piloto de certificación para productos no madereros del bosque.

La certificación presenta ventajas para quien la alcanza. La principal es la valorización de su producción de miel y otros, a través del uso del logo PEFC, reconocido en más de 70 países.

La secretaria técnica de PEFC Uruguay, Gabriela Malvárez, explicó que la certificación “es un cambio de mentalidad para el apicultor, pero sin duda le abre puertas a su producto”.

La certificación de la cadena de custodia verifica y garantiza los procesos realizados y permite que la miel de estas características pueda acceder a mercados más competitivos del sector principalmente los europeos y asiáticos.

Las auditorías a los apicultores se realizaron durante el mes de julio de 2019, por los organismos de certificación independientes, notificados por PEFC Uruguay, SGS y SOIL Association, e implicó la revisión de los sistemas de gestión de las cadenas de custodia desde los bosques al producto final.

El certificado de cadena de custodia (www.pefc.com.uy/empresas-certificadas) avala que la producción de miel producida en campos de UPM sea declarada y etiquetada como miel 100 % certificada PEFC.

LOS PRODUCTORES.

Los productores certificados son Roque Panzl (Río Negro), Carlos Demov (Río Negro y Paysandú), Martín Sarla (Cerro Largo), Federico Appolonia (Cerro Largo), Fernando Camejo (Florida) y el Grupo Apícola Paysandú integrado por Dardo Cima, Diego Termezana, Carmen Portela, Gonzalo Fernández, Edgardo de Gregorio, Uruapis SRL y Mauricio Ojeda con producción en campos de Paysandú y Río Negro.

En marzo de 2019, UPM Forestal Oriental obtuvo la ampliación del alcance de certificación PEFC de Manejo Forestal a Manejo Forestal y Producción Apícola. La miel producida en campos de Forestal Oriental se puede tipificar como monofloral de eucalyptus lo que genera un valor diferencial para el producto sumado al proceso de certificación de la cadena de custodia de los productos apícolas, garantizada por la trazabilidad del sistema.

Además de la miel de eucalyptus, los productores quedan habilitados para certificar la miel de montes nativos y áreas de conservación en campos de la empresa pertenecientes a áreas certificadas PEFC.

El desarrollo del proceso de implementación de los sistemas apícolas implicó que PEFC Uruguay creara una normativa que articule la certificación del manejo sostenible con la certificación de la cadena de custodia de los productos apícolas como miel, cera, propóleos, permitiendo que de esta manera sean reconocidos a nivel mundial por la alianza PEFC.

UNA MIEL “DIFERENTE”.

Carlos Demov, uno de los productores certificados que trabaja desde hace más de 30 años con abejas, sostiene que “la miel de eucalyptus es diferente. Tiene un sabor distinto, diferente color, es especial”.

“Se logró la certificación, esto no es la llegada, es el punto de partida. Ahora debemos ser inteligentes y lograr armar una logística para que el producto que logramos certificar llegue al lugar que tiene que llegar. Tenemos que darle un valor importante a esa producción y para darle un valor tenemos que ir al nicho de mercado donde valoren esto”, agregó.

LA “ESPERANZA DE LOGRAR MEJORES PRECIOS”.

Desde Florida, el apicultor Fernando Camejo trabaja con unas 400 colmenas, 200 de ellas en campos de UPM Forestal Oriental. Destacó como uno de los factores positivos de su participación en el plan piloto de certificación que le permitió “organizar toda la documentación relacionada a la empresa y mejorar la calidad de los registros que se llevan en el cuaderno de campo y registro de sala”; agrega que la certificación le genera “la esperanza de lograr mejores precios debido a la calidad del producto con la sostenibilidad forestal”.

“EL DESAFÍO AHORA ES POSICIONAR EL PRODUCTO EN EL MERCADO”

“Esta certificación es un logro para UPM Forestal Oriental que se da como resultado de la visión planteada desde 2012 cuando se inició el acuerdo con actores del sector para la nueva gestión de las actividades en campos de la empresa. Estos 12 productores locales certificados han logrado capitalizar esta oportunidad y el desafío ahora es posicionar el producto en el mercado” sostiene Magdalena Albornoz, del proceso de Productos Complementarios de UPM.

LA APICULTURA, COMPLEMENTARIA A LA FORESTACIÓN.

Todos los años UPM realiza una convocatoria abierta dirigida a instituciones locales y apicultores para que hagan uso de las plantaciones de eucalyptus que la empresa tiene en Cerro Largo, Colonia, Durazno, Flores, Florida, Paysandú, Río Negro, Soriano y Tacuarembó. Con ello, se busca que los productores apícolas produzcan miel como producto complementario a la actividad forestal sostenible.

En 2019, 210 apicultores accedieron a plantaciones de UPM en Uruguay.

Magdalena Albornoz dijo que “desde 2012 se trabaja en incentivar el ingreso de los apicultores a campos de UPM Forestal Oriental, en coordinación con instituciones locales que les asignan los sitios. Se busca favorecer al productor local, y al productor chico sobre el grande”.

Compartir en: